Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 30 de Octubre de 2016

Todo bajo control
Pastor Tony Hancock

Cuando tenía unos cuatro o cinco años, mis padres me llevaron al mar a pescar. Nos subimos a la lancha y bogamos mar adentro para tirar nuestros anzuelos al agua. Después de una tarde de pesca bajo el sol abrasador, había logrado sacar del agua un pescadillo.

¡Me sentía tan orgulloso de mi pescadillo! Los demás miembros de nuestro grupo echaron su captura en una bolsa, pero yo no quise. Temía que mi pescado se revolviera con los demás, y que al llegar a casa, no lograra distinguir el mío de todos los demás. Insistí en llevar mi pescadito agarrado en la mano durante todo el camino a casa.

La tarde era cálida, y estaba cansado por el día de pesca. El movimiento del carro me arrullaba. Al poco rato, me quedé dormido. Cuando me desperté... ¡qué decepción! Había hecho un puño mientras dormía, y mi lindo pescado se había convertido en un engrudo que no servía para nada.

Yo había querido mantener el control sobre mi pescado, porque temía que algo le sucediera. En mi afán por mantener el control, terminé echándolo a perder. Nosotros como seres humanos solemos querer controlar nuestras vidas, pero a veces ese deseo nos mete en problemas. Nos va mucho mejor cuando entregamos el control en manos de un Dios que es capaz de manejar cualquier situación.

En estos días vemos a nuestro alrededor fantasmas, brujas y esqueletos por todas partes. Me refiero, por supuesto, a los disfraces de la noche de brujas, o Halloween. Es en esta temporada del año que más atención se da al ocultismo - la hechicería, la brujería, las médiums, la cuija, los amarres y otras cosas parecidas.

¿Qué representa todo esto, en realidad? ¿Por qué recurren las personas a los hechiceros o a las brujas? ¿Por qué hacen amarres? Lo hacen porque están buscando alguna clase de control. La persona que hace un amarre busca controlar el amor de otra persona. Quien visita una médium busca controlar su acceso a una persona muerta. Los que visitan a los hechiceros buscan controlar alguna enfermedad o alguna situación difícil en su propia vida.

Todo representa una búsqueda de control. Pero ¿será que estas personas, en su afán por controlar la vida, como yo con mi pescadillo, terminan en la destrucción? Entre las páginas de la Biblia encontramos a un hombre que buscaba precisamente esta clase de control. Visitó a una médium espiritista buscando controlar su destino.

Este hombre se llamaba Saúl, y fue el primer rey de Israel. Un hombre alto y valiente, Saúl guió al pueblo en muchas victorias. Fue ungido por el gran profeta Samuel, y al principio, Saúl escuchó las instrucciones que Samuel le daba por parte del Señor. Pero pronto llegó un momento de prueba. Samuel le había dado claras instrucciones a Saúl acerca de lo que Dios esperaba de él, pero en el calor del momento, Saúl desconfió e hizo lo que mejor le parecía.

Esto sucedió en más de una ocasión. Por fin, después de que Saúl había rechazado una y otra vez a Dios, Dios también rechazó a Saúl. Lo abandonó, y escogió a otro para tomar su lugar. Sin embargo, Saúl siguió como rey durante varios años. Pero ya no tenía el respaldo de Dios, y Samuel, aunque con mucho pesar en su corazón, ya no lo guiaba.

Con el tiempo, el profeta Samuel murió. Entonces Saúl se encontró en un dilema, porque estaba a punto de pelear contra los filisteos, sus peores enemigos. ¿Qué debía hacer? Lo que debía hacer, por supuesto, era humillarse ante Dios, pedirle perdón y buscar misericordia. Pero lo que hizo más bien fue consultar al Señor, pero sólo para recibir la información que él quería recibir.

Buscó algún sueño revelador, pero ninguno tuvo. Les pidió mensajes a los profetas, pero no recibió ninguno. Buscó una respuesta en el urim, las piedras que Dios usaba para revelar su voluntad a los sacerdotes; pero tampoco le dieron luz alguna. Saúl buscaba respuestas, pero no le interesaba saber lo que Dios realmente quería; sólo deseaba controlar la situación.

Por fin, después de consultar a Dios sin recibir respuesta a causa de la dureza de su corazón, Saúl tomó una decisión fatal. Decidió buscar a una adivina, una médium espiritista. Irónicamente, Saúl mismo había expulsado del país a todos los adivinos y hechiceros. Pero ahora, sabiendo muy bien que Dios prohíbe todo contacto con el ocultismo, el rey decidió buscar respuestas allí.

Se disfrazó, y con dos de sus hombres se fue de noche para ver a esta mujer. El le pidió que invocara a un espíritu, pero ella, de principio, fue renuente. "¿No sabe usted que el rey Saúl ha expulsado a todos los adivinos y hechiceros de la tierra?" Saúl le contestó jurando por el Señor mismo que no le pasaría nada.

Entonces Saúl le pidió que invocara al difunto profeta Samuel. Cuando la mujer vio a Samuel, pegó un grito y se dio cuenta de que su cliente era Saúl. Saúl no podía ver lo que ella veía, así que le pidió que se lo relatara. Era algo espeluznante; la figura de un anciano subía de la tierra, envuelto en un manto. Saúl cayó rostro en tierra.

Samuel le dijo a Saúl, "¿Por qué me molestas?" Leamos ahora el resto de esta conversación, que se registra en 1 Samuel 28:15-19:

28:15 Samuel le dijo a Saúl: -¿Por qué me molestas, haciéndome subir? -Estoy muy angustiado -respondió Saúl-. Los filisteos me están atacando, y Dios me ha abandonado. Ya no me responde, ni en sueños ni por medio de profetas. Por eso decidí llamarte, para que me digas lo que debo hacer.
28:16 Samuel le replicó: -Pero si el Señor se ha alejado de ti y se ha vuelto tu enemigo, ¿por qué me consultas a mí?
28:17 El Señor ha cumplido lo que había anunciado por medio de mí: él te ha arrebatado de las manos el reino, y se lo ha dado a tu compañero David.
28:18 Tú no obedeciste al Señor, pues no llevaste a cabo la furia de su castigo contra los amalecitas; por eso él te condena hoy.
28:19 El Señor te entregará a ti y a Israel en manos de los filisteos. Mañana tú y tus hijos se unirán a mí, y el campamento israelita caerá en poder de los filisteos.

Podríamos decir que Saúl fue por lana y volvió trasquilado. Su esfuerzo por controlar su propio destino no funcionó. Samuel le dijo que, ya que había desobedecido a Dios y se había vuelto su enemigo, al siguiente día se uniría a él en el lugar de los muertos.

Hay mucho misterio en esta historia, y nos plantea varias preguntas. En primer lugar, ¿fue realmente Samuel el que apareció? Algunas personas piensan que se podría haber tratado de un demonio, y es posible. Pero los demonios son espíritus mentirosos, mientras que lo que el espíritu le dijo a Saúl fue verdad. El realmente murió al día siguiente.

Otra pregunta: ¿fue real lo que hacía esta mujer? Hay un detalle muy interesante en esta historia. El versículo 12 nos dice que, al ver a Samuel, la mujer pegó un grito. Ella quedó sorprendida por lo que vio. Parece ser que ella no estaba acostumbrada a que los espíritus realmente se aparecieran. Quizás lo que ella hacía era pura farsa, o puede ser que los demonios solían darle información. En cualquier caso, esto fue algo inusual para ella.

Todo esto nos lleva a sacar algunas conclusiones. En su palabra, Dios nos prohíbe consultar con todo practicante de artes ocultas. Por ejemplo, Deuteronomio 18:10-12 dice así: "Nadie entre los tuyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería, ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos. Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor... ".

La experiencia de Saúl no cancela estas instrucciones. Al contrario; las recalca. Parece ser que, en esta ocasión única, Dios permitió que el profeta Samuel volviera de entre los muertos para darle un mensaje a Saúl. Su mensaje no fue optimista, sino que fue un mensaje de muerte y destrucción. Esta misma muerte y destrucción les esperan a todos los que desobedecen a Dios y buscan respuestas en el ocultismo. Dios nos prohíbe mezclarnos en estas cosas por nuestro bien.

En cierta ocasión, los discípulos de Jesús también vieron un espíritu - un fantasma. Al menos, es lo que ellos pensaron. Su Maestro les había mandado cruzar el lago en un barco, mientras El se iba a la montaña para orar a solas. Los discípulos zarparon, batallando mucho contra las olas, porque el viento les era contrario.

Después de viajar varias horas así, el horizonte muy apenas comenzaba a clarear. La neblina colgaba silenciosa en el aire. Estaban solos. De repente, ¡apareció una figura entre la neblina! ¡Estaba caminando sobre el agua! Los discípulos, aterrados, gritaron: "¡Es un fantasma!" Pero no era ningún fantasma. ¡Era Jesús!

El les habló así: "-No tengan miedo -dijo-. ¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí!" (Mateo 14:27 NTV) ¿Sabes lo que me parece muy interesante de esta historia? Jesús no se puso a darles explicaciones. El no dijo: "¿No saben que los fantasmas no existen?" No resolvió todas sus dudas acerca de lo sobrenatural. Simplemente les dijo: "Yo estoy aquí". Cuando Jesús está contigo, eso es suficiente.

Muchas personas ahora juegan con el ocultismo, porque no creen que realmente exista lo sobrenatural. Les parece una diversión. Otros creen en el horóscopo, en algún hechicero o vidente, porque han visto algún supuesto resultado. Buscan alguna clase de control sobrenatural sobre su destino, sobre la vida o sobre otras personas.

Pero Dios nos llama a dejar todo en sus manos. Nos llama a dejar el control de nuestra vida con El. Nos dice que, si Jesús está con nosotros, no tenemos por qué preocuparnos. ¡Todo estará bien! Si tú le has dado alguna entrada a tu vida al ocultismo, renúncialo. Deja el esfuerzo inútil por controlar tu vida, y dale todo el control a Jesús.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe