Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 6 de Marzo de 2016

Un mundo sobrenatural
Pastor Tony Hancock

Uno de los hombres que impulsó el desarrolló del microscopio fue un creyente holandés llamado Antón van Leeuwenhoek. Este hombre descubrió un método de hacer lentes mucho más pequeños y fuertes de los que habían existido antes. Con su microscopio, logró ver cosas que ningún ser humano había visto.

Por ejemplo, al poner una gota de agua debajo de su microscopio, se sorprendió al ver una multitud de animalitos que se movían de un lado a otro frente a sus ojos. Nadie había visto estos microorganismos antes. Su descubrimiento fue parte del proceso que llevó, muchos años después, a la idea de que los gérmenes causan muchas enfermedades.

Imagina ese momento en que van Leeuwenhoek, con total asombro, vio por primera vez a esos animalitos en el agua. ¿Será que antes no habían existido? ¿Llegaron a existir esos animalitos sólo cuando el científico los vio? Claro que no. Ya existían, desde que Dios los creó; simplemente no existían los instrumentos para poderlos ver.

Existen realidades que nosotros no podemos distinguir, al menos que dispongamos de los instrumentos adecuados. No podemos ver los gérmenes, pero de todos modos nos enferman. No podemos ver la gravedad, pero es gracias a ella que no estamos flotando perdidos en el espacio.

Nosotros vivimos en un mundo sobrenatural, pero hoy en día parece que muchos carecen también de los instrumentos para detectarlo. Niegan la realidad de lo sobrenatural, simplemente porque no lo pueden ver con sus propios ojos. Incluso niegan la existencia de Dios. Según el Salmo 14:1: "Dice el necio en su corazón: 'No hay Dios.'"

Podemos mencionar varias pruebas de la existencia de Dios, pero si tú estás aquí en esta mañana, me imagino que ya crees que Dios existe. Pero aunque creamos que Dios existe, podemos vivir como si no existiera. Podemos decir que creemos en un mundo sobrenatural, pero vivir a diario como si lo natural fuera lo único que hay.

Dios nos llama a abrir los ojos a la realidad sobrenatural. Esto le sucedió a un hombre llamado Guiezi, el siervo del profeta Eliseo. En aquel tiempo, los sirios eran enemigos del pueblo de Israel, y buscaban cualquier oportunidad para invadir su tierra. No obstante, los israelitas parecían tener un espía dentro del ejército sirio. Cada vez que atacaban los sirios, encontraban a las tropas israelitas a la espera.

Por fin, el rey sirio se enteró del por qué. Dios le revelaba a Eliseo los planes sirios, y así los israelitas se podían preparar. El rey de siria decidió entonces mandar un gran batallón de soldados para capturar a Eliseo. Un día, Eliseo y su siervo Guiezi despertaron para descubrir que todo un ejército con caballos y carros de combate rodeaba su ciudad.

"¿Qué vamos a hacer?" - exclamó Guiezi. Leamos la respuesta de Eliseo en 2 Reyes 6:16-17:

6:16 -No tengas miedo -respondió Eliseo-. Los que están con nosotros son más que ellos.
6:17 Entonces Eliseo oró: 'Señor, ábrele a Guiezi los ojos para que vea.' El Señor así lo hizo, y el criado vio que la colina estaba llena de caballos y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

Eliseo le respondió: "No tengas miedo. Los que están con nosotros son más que ellos." Luego, Eliseo le pidió al Señor que le abriera los ojos a Guiezi. Cuando Guiezi levantó los ojos, vio que la colina estaba llena de caballos y carros de fuego alrededor de Eliseo. El ejército celestial estaba allí para defender al profeta del Señor.

Dios nos llama a abrir los ojos y reconocer que el mundo espiritual es una realidad. La vida no sólo consiste en lo material o lo visible. Hay cosas espirituales que suceden a nuestro alrededor, y tenemos que vivir conscientes de ellas. Veamos lo que sucede cuando abrimos los ojos a las realidades espirituales del mundo sobrenatural.

La primera cosa que sucede es que reconocer el mundo espiritual trae visión verdadera. Nos ayuda a comprender la diferencia entre el bien y el mal. Cuando nosotros vivimos como si lo sobrenatural no existiera, sólo nos importa la opinión de los demás. Si nadie nos está mirando, si nadie se entera o si podemos engañar a los demás, pensamos que todo está bien.

Nos sucede como a la persona que caminaba por la calle tomando una soda. Al terminarla, miró alrededor y no vio a nadie. Decidió tirar la lata a la calle, ya que nadie lo observaba. Pero resulta ser que un amigo estaba mirando por la ventana de su apartamento y vio lo que hizo. Miró alrededor y no vio a nadie, pero se le olvidó mirar hacia arriba. Ignoró una presencia real.

En 1 Timoteo 5:21, Pablo le dice lo siguiente a Timoteo: "Te insto delante de Dios, de Cristo Jesús y de los santos ángeles, a que sigas estas instrucciones sin dejarte llevar de prejuicios ni favoritismos". Pablo dice: No olvides que te están mirando. Dios Padre, Jesucristo y hasta los ángeles son testigos de lo que haces. Piensas que nadie te ve, pero te equivocas.

Alguien dirá: "¿Los ángeles me están mirando? ¿Aún cuando me baño? ¡Qué pena!" Pero esto no debe darnos pena. Los ángeles no sienten atracción hacia nuestros cuerpos. Lo que debe darnos pena es cuando hacemos cosas que no son buenas, y pensamos que nadie nos ve. Siempre estamos bajo observación.

Este criterio también se extiende a los poderes que existen en el mundo sobrenatural. Los ángeles siempre nos observan, pero hay otros seres espirituales también. Podemos meternos en serios problemas si tratamos de usar poder espiritual o sobrenatural sin discernimiento. Es por esto que Dios nos da claras instrucciones acerca de lo que debemos evitar.

Leamos lo que dice en Deuteronomio 18:9-13:

18:9 Cuando entres en la tierra que te da el Señor tu Dios, no imites las costumbres abominables de esas naciones.
18:10 Nadie entre los tuyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería;
18:11 ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos.
18:12 Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor, y por causa de ellas el Señor tu Dios expulsará de tu presencia a esas naciones.
18:13 A los ojos del Señor tu Dios serás irreprensible.

Para Dios, estas cosas son abominables. El las detesta. No bendecirá ni dejará sin castigo a la persona que recurra a los adivinos, a los brujos o hechiceros. No podrá aceptar al que trate de comunicarse con los muertos.

Dios no nos dice que estas cosas no sean reales. Existe poder en lo espiritual, en lo sobrenatural, pero no todo ese poder es bueno. Si tú te has metido en estas cosas, aléjate y arrepiéntete. Tienes que escoger. No puedes estar bien con Dios, y meterte en estas cosas también.

Reconocer el mundo sobrenatural nos trae visión verdadera. Nos ayuda a evitar las cosas que nos pueden hacer daño. Alguien que no cree en los gérmenes no tomará medidas de higiene, y sufrirá más enfermedades como consecuencia. Del mismo modo, el hecho de reconocer la realidad del mundo sobrenatural nos ayuda a rechazar lo que no nos conviene.

Como creyentes, reconocer la realidad del mundo sobrenatural nos trae valor. ¿Recuerdas lo que le dijo Eliseo a Guiezi cuando se asustó por ver al ejército sirio acampado alrededor de su pueblo? "Los que están con nosotros son más que ellos." Frente al peligro y las amenazas, cualquier creyente puede decir lo mismo.

Los que están con nosotros son más que ellos. Los ángeles de Dios pelean por nosotros. El poder de Cristo nos sostiene. ¡No estamos solos en la batalla! La semana pasada, hablamos de la presencia constante del Espíritu Santo. En el mundo que nos rodea, los ángeles de Dios obran y pelean por el bien de los que son de El. Podemos enfrentar esta vida con valor, cuando vemos más allá de lo visible.

Reconocer el mundo sobrenatural también trae victoria. Viviremos en constante derrota y mediocridad, hasta que comprendamos qué clase de batalla estamos librando. Es una batalla espiritual, y no humana. Lastimosamente, muchas personas traen una navaja a un tiroteo. No comprenden que la verdadera batalla es espiritual, así que pelean con armas humanas.

Efesios 6:12-13 dice así: "Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza."

Las armas que tenemos que usar en esta batalla son espirituales: la oración, la fe, la justicia de Dios, la verdad y el evangelio vivido a diario. Pero muchas veces, tratamos de usar armas humanas para vencer: la astucia, el engaño, la manipulación, el chisme, la arrogancia. Si peleamos con armas humanas, podremos quizás ganar alguna batalla; pero perderemos la guerra.

En el hogar, en la Iglesia, en la oscuridad de nuestro propio corazón, en nuestro servicio al Señor - la verdadera batalla es espiritual. La verdadera victoria también es espiritual, y sólo la ganaremos si aprendemos a pelear con las armas espirituales que Dios nos da en lugar de las armas humanas.

Cuando David salió a pelear contra el gigante Goliat, el rey Saúl le ofreció su armadura. David la probó, pero no le quedó. Salió armado solamente con cinco piedras, una honda y su confianza en Dios. A nosotros, como creyentes, tampoco nos queda la armadura del mundo. Tenemos que tomar las armaduras espirituales para ganar una batalla que es espiritual.

Hermano, hermana, Dios te está llamando hoy a abrir tus ojos a la realidad del mundo espiritual que te rodea. No vivamos mirando solamente lo visible. Más bien, aprendamos a vivir reconociendo la realidad del mundo sobrenatural. Sólo así podremos vivir en victoria.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe