Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 2 de Noviembre de 2014

Con la licencia que Dios nos da
Pastor Tony Hancock

Cierto tiempo atrás, me encontré conversando con un hermano. No recuerdo cómo surgió el tema en la conversación; quizás le estaba ayudando a conseguir seguro para su auto. De todos modos, le pregunté: "¿Tienes licencia de manejo?" Me respondió: "Solamente la que Dios me da".

Desgraciadamente, hay muchos que - por razones que están fuera de su propio control - manejan solamente con la licencia que Dios les da. En realidad, con frecuencia usamos la frase: "Si Dios me da licencia... " ¿Hemos considerado lo que significa manejar por la vida con la licencia que Dios nos da?

¿Qué significa vivir buscando el permiso de Dios? ¿Cómo es la vida en las manos de Dios? Algunos viven la vida a su antojo, esperando que Dios no se dé cuenta de sus acciones. Toman sus propias decisiones, y si Dios entra en sus pensamientos, es sólo como un copiloto. Otros saben que Dios es soberano. Saben que El controla todas las cosas. Pero para ellos, la soberanía de Dios se convierte en un pretexto para la pereza. Frente a la vida y sus decisiones, se quedan con los brazos cruzados, diciendo: A ver qué Dios dice.

En la Biblia encontramos un gran ejemplo de la vida llevada bajo el control de Dios. Se trata del apóstol Pablo. En este gran hombre de Dios vemos una vida de acción, de propósitos, de logros - todo en las manos y bajo el control de Dios. El nos demuestra lo que significa manejar por la vida con la licencia que Dios nos da.

Vamos a ver cómo se desarrolla esto en 1 Corintios 16, versos 5 al 7:

16:5 Iré a vosotros, cuando haya pasado por Macedonia, pues por Macedonia tengo que pasar.
16:6 Y podrá ser que me quede con vosotros, o aun pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a donde haya de ir.
16:7 Porque no quiero veros ahora de paso, pues espero estar con vosotros algún tiempo, si el Señor lo permite.

Cuando Pablo les escribió a los Corintios, se encontraba en la ciudad de Efeso. Quería visitar a los corintios, pero para llegar, tendría que pasar por la región de Macedonia. Su plan fue quedarse en Corinto durante el invierno, cuando era difícil viajar. De este modo, podría ministrar entre los corintios durante algún tiempo, y luego continuar con su viaje con el apoyo de ellos.

Vemos aquí que el apóstol Pablo tenía un plan. El sabía hacia dónde iba, y qué quería lograr. Sabía que Dios le había dado la misión de alcanzar nuevos lugares con el evangelio, pero también tenía que apoyar a las Iglesias que ya había sembrado, como la de Corinto. Combina estos dos propósitos en un plan de visitar Corinto, y luego continuar con su viaje misionero apoyado por esta Iglesia.

Un escritor conocido un día visitó a un escultor en su taller. En una esquina vio un enorme pedazo de mármol. "¿Qué vas a hacer con esa piedra?" - le preguntó al escultor. "No lo sé", -le respondió,- "todavía lo estoy planeando". El escritor se sorprendió. "¿Planeas tu trabajo? Pues, cuando escribo un libro, ¡me cambio de idea varias veces al día!" El escultor le contestó: "Eso puede funcionar cuando se trata de un manuscrito de unos cuantos gramos, pero no con un bloque de cuatro toneladas."

¿Te das cuenta? Conforme más peso tenga lo que estás haciendo, más planificación requiere. Si la vida no fuera importante, entonces no tendríamos que hacer planes. Pero la verdad es que la vida es muy importante. Tiene mucho peso. Por lo tanto, también es necesario hacer planes para vivirla bien.

¿Tienes un plan? ¿Sabes hacia dónde te diriges? ¿Sabes cuál es tu propósito en la vida? Quizás dirás: "Sólo estoy tratando de sobrevivir". Discúlpame, pero ése no es un plan. Tienes que preguntarte: ¿Qué me está llamando Dios a lograr? Tus propósitos pueden ser que tus hijos terminen la escuela, que conozcan la Palabra de Dios, que toda tu familia escuche el evangelio y que tenga estabilidad económica, que toda la gente que conoces tenga la oportunidad de conocer también a Cristo - estos son ejemplos de buenos propósitos.

Luego de definir tus propósitos, entonces pregúntate: ¿cómo los voy a cumplir? ¿Cómo voy a llegar a esas metas? Es muy bueno apuntar todo esto. Con el tiempo, tus metas podrán cambiar; pero si no los apuntas, pronto se te olvidarán en el caos de la vida diaria. El apóstol Pablo sabía cuál era su propósito y los planes que hacía para lograrlo. Los dejó apuntados para que los tuviéramos como ejemplo. Hacemos bien en seguir su ejemplo, para la gloria de nuestro Señor Jesús.

Ahora llegamos a otra cosa muy importante. Después de describir todos estos planes, él dice: "si el Señor así lo permite". El apóstol planea su vida, pero reconoce siempre que el Señor está en control de todo. El estaba totalmente dispuesto a que el Señor cambiara sus planes, si así lo decidía.

Hay un gran peligro en hacer planes, si no estamos dispuestos a entregárselos al Señor. Santiago habla de esto: "Ahora escuchen esto, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero.» ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. Más bien, debieran decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.»" (Santiago 4:13-15)

Manejar por la vida con la licencia que Dios nos da significa planear el viaje con cuidado y en oración, pero siempre estando dispuestos a tomar un desvío si Dios así lo decide. Significa hacer nuestros planes buscando la dirección de Dios en oración, pero siempre decirle: Cambia mis planes, si Tú lo quieres hacer.

En todo esto, tenemos una gran promesa: que Dios guía nuestros pasos. Primera de Samuel 2: 8-9 dice así: "Del Señor son los fundamentos de la tierra; ¡sobre ellos afianzó el mundo! El guiará los pasos de sus fieles, pero los malvados se perderán entre las sombras. ¡Nadie triunfa por sus propias fuerzas!" Si somos fieles al Señor, podemos hacer planes, sabiendo que El guía nuestros pasos.

Sigamos leyendo ahora los versos 8 y 9 de 1 Corintios 16 para encontrar una segunda clave para manejar por la vida con la licencia que Dios nos da:

16:8 Pero estaré en Efeso hasta Pentecostés;
16:9 porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios.

Aquí descubrimos la actitud vencedora hacia la oposición. Pablo escribe esta carta desde Efeso, y les dice a los corintios que piensa quedarse en Efeso algún tiempo más. Se le había presentado una gran oportunidad para un trabajo eficaz, a pesar de que había muchos en su contra.

El libro de Hechos nos describe algo de la oposición que enfrentaba Pablo en Efeso. Había un templo de la diosa Artemisa en esa ciudad, y llegaban muchas personas devotas de esa diosa a visitar la ciudad. Los plateros hacían figuras en plata del templo de la diosa para venderlas.

Todo marchaba bien, hasta que llegó el apóstol Pablo. El predicó el evangelio y enseñó a la gente que el Dios verdadero es Espíritu. No se le puede representar con imágenes de metal. Como resultado, las ventas de estos plateros empezaron a bajar. El líder de ellos, un tal Demetrio, recogió una gran multitud que hizo una manifestación, llegando hasta el secretario del concejo municipal con su queja.

Ese hombre sabio despidió la queja, porque vio que no tenía base legal. Sin embargo, de seguro Demetrio y sus secuaces siguieron hostigando a Pablo. ¡Les estaba costando ventas! Aquí hay una lección muy importante para nosotros. Solemos pensar que, si estamos viviendo para Dios, todo nos irá bien. Cuando enfrentamos resistencia o problemas, decimos: ¿Qué pasó? ¿Dónde está Dios? Tenemos que aprender que las oportunidades y los problemas casi siempre vienen juntos, cuando caminamos con el Señor.

La Biblia nos dice que, en Cristo, somos más que vencedores. La victoria no viene antes de la lucha, sino después de la lucha. Si queremos desarrollar músculos, tenemos que enfrentar la resistencia. Tenemos que levantar pesas o hacer otros ejercicios que obliguen a los músculos a trabajar. Sé que hay muchos que quisieran tener músculos sin esfuerzo, pero que yo sepa, nadie ha descubierto el método de lograr esto.

Si no enfrentamos luchas y pruebas, seremos cristianos raquíticos, subdesarrollados e incompletos. Cuando enfrentemos la oposición, no debemos dudar de que Dios está con nosotros. Más bien, la oposición muchas veces es una señal de que estamos haciendo precisamente lo que El desea que hagamos. Cuando manejamos por la vida con la licencia que Dios nos da, podemos enfrentar la oposición con seguridad - porque sabemos que Dios nos da la victoria.

En Cristo, tu vida tiene propósito. No eres una basura llevada por el viento. Tienes una razón para estar aquí en la tierra. Dios te quiere usar para lograr cosas buenas. La vida de propósito que estamos describiendo no es sólo para personas como Pablo, apóstoles usados por Dios para alcanzar a miles. Es también para ti y para mí. Dios tiene propósitos para tu vida, para tu familia, para todo lo que haces.

¿Vivirás con propósito? ¿Harás planes, reconociendo que Dios está en control? ¿Enfrentarás la oposición con la confianza de que Dios está contigo? Un hombre sin propósito es como un barco sin timón - los vientos de la vida lo llevarán de un lado a otro, pero nunca llegará al puerto. Dios no quiere que vivas así.

Toma un tiempo para orar y establecer tus metas. Piensa en cómo quieres vivir tu vida para la gloria de Dios. Apunta tus metas. Luego, piensa en cómo las vas a lograr. Encomiéndalas en manos de Dios. No te sorprendas cuando enfrentes oposición en el camino. Con Cristo, puedes manejar por la vida con la licencia que Dios te da.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe