Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 17 de Noviembre de 2013

Dios es de verdad
Pastor Tony Hancock

En ciertos lugares, es fácil comprar a muy buen precio artículos que parecen ser de buena marca. No es hasta llegar a la casa que el comprador descubre que su reloj es de marca Bolex, y no Rolex, o que su pulsera de "oro" le ha enverdecido la piel. En algunos casos, la compra de productos pirateados hasta puede resultar peligroso.

Poco tiempo atrás, salieron noticias de que ciertas tiendas vendían pastas dentales y otros productos que no eran de la marca indicada, y que contenían ingredientes perjudiciales para la salud humana. Después de recibir la atención pública, estas tiendas declararon que iban a cambiar los productos que vendían.

Cuando alguien produce una copia pirata de un producto, lo hace porque el producto original es deseable, porque tiene valor. Sólo se podrá ganar dinero si se copia algo que la gente deseará comprar. ¿Me creerías si te dijera que también existen vendedores de dioses pirateados? Es cierto. Hay personas que, para su propia conveniencia, predican a un dios que no es el Dios verdadero.

En estas últimas semanas, hemos estado aprendiendo acerca de la vida cristiana. Ser cristiano es estar en una relación con Dios. Dios es luz, así que vivir en comunión con Dios es vivir en la luz. Dios es amor, así que vivir en comunión con Dios es vivir en amor. Hoy veremos que Dios es de verdad. Por eso, para vivir en una relación con Dios, tenemos que conocer la verdad acerca de El. Si no lo hacemos, podemos caer en la trampa de creer en un dios pirata, un dios de imitación.

Abramos la Biblia en 1 Juan 4:1-6:

4:1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
4:2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;
4:3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.
4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.
4:5 Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye.
4:6 Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

Estos versículos nos dicen tres cosas muy importantes acerca de conocer a Dios de verdad. La primera es ésta: si queremos conocer a Dios de verdad, tenemos que rechazar la mentira. En otras palabras, tenemos que saber reconocer las mentiras acerca de Dios.

Juan dice: "Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu". Había personas que llegaban con un mensaje supuestamente profético, una nueva revelación del Espíritu Santo. Podían ser muy convincentes. Muchas veces, sus mensajes eran muy bonitos, y parecían tener un conocimiento muy profundo.

Pero ¿qué dice el apóstol Juan? Nos dice que no creamos ciegamente a cualquiera que nos llegue con mensaje bonito acerca de Dios, sino que lo sometamos todo a prueba. Muchos falsos profetas han salido al mundo, predicando a un dios de fantasía, una revelación que no viene de arriba.

Es importante comprender que la fe no es lo mismo que la credulidad. ¿Qué es ser crédulo? Es creer todo lo que se te dice, sin tener algún criterio para distinguir la verdad de la mentira. Dios nos llama a creer en Jesucristo, pero no a ser crédulos.

En 1957, la emisora nacional de Gran Bretaña mostró la credulidad de la población cuando se emitió al aire una historia acerca de la cosecha anual de espagueti en Suiza. Para aquellos años, la mayoría de los ingleses sólo conocían el espagueti enlatado. No tenían idea de dónde provenía. Esta emisora de televisión pasó fotografías de las personas cosechando, supuestamente, enormes espaguetis de las plantas de espagueti.

Aunque se reveló después que había sido una broma, muchas personas siguieron creyendo que el espagueti crece en una planta. Lo habían visto en la televisión, así que ¡tenía que ser cierto! Bueno, supongo que en realidad no le hizo daño a nadie creer que el espagueti crece en una planta. Pero puede ser mucho más dañino tener ideas equivocadas acerca de Dios.

No todo lo que es sobrenatural viene de Dios. Hay varios ejemplos en la Biblia de personas que hicieron milagros, pero no los hicieron por el poder de Dios. Los magos del faraón son un ejemplo. Por sus artes mágicas, lograron imitar algunos de los milagros que hizo Moisés. Hay otros espíritus que andan por el mundo, regando mentiras.

¿Cómo, entonces, podemos distinguir la verdad de la mentira? Juan nos enseña algo muy importante. Nos dice que, si queremos conocer a Dios de verdad, tenemos que conocer la verdad acerca de Jesucristo. Los versos 2 y 3 nos hablan de esto. La persona que enseña la verdad, enseñará la verdad acerca de Jesucristo; la persona que enseña mentiras, cambiará las enseñanzas acerca de Jesucristo.

¿Cuál es la verdad que Juan nos enseña aquí acerca de Jesucristo? Nos dice que tenemos que reconocer que Jesucristo ha venido en cuerpo humano. Esto incluye tres cosas. Primeramente, significa que el Salvador es Jesús, de quien nos cuentan los evangelios. No hay otro. El Salvador es Jesús, el hombre que vivió hace casi dos mil años en Palestina.

En segundo lugar, Jesús es también el Cristo. El Hijo eterno de Dios, que siempre ha existido, el Cristo, vino al mundo como Jesús. En tercer lugar, Jesucristo es un hombre de carne y hueso, como nosotros. No era un fantasma o una aparición. Se hizo hombre, tomó carne humana.

Si nos damos cuenta, la gran mayoría de las falsas religiones cambian algún punto acerca de Jesucristo. Enseñan algo falso acerca de su persona, o acerca de su obra. Quizás enseñen que El no es Dios, o que no es hombre. Podrían enseñar que es sólo un buen maestro o un profeta, o que no murió en la cruz por nuestros pecados.

Estas cosas no nos deben sorprender, porque la Biblia nos dice que la obra del Espíritu Santo es glorificar a Cristo. Donde el Espíritu Santo está obrando, se enseña la verdad acerca de Jesucristo y El es glorificado.

En cambio, donde hay otros espíritus que operan, habrá algún cambio en la enseñanza acerca de Cristo. Puede ser que enseñen cosas falsas acerca de El, o que simplemente traten de quitar la atención de Cristo. Cuando los ilusionistas hacen sus espectáculos, uno de sus mayores trucos consiste en distraer la atención del público.

¿Te has preguntado alguna vez por qué los ilusionistas siempre tienen asistentes femeninas tan guapas? Sus asistentes sirven para distraer la atención del público, mientras el ilusionista hace algún movimiento rápido e indetectable. Lo mismo sucede con los ilusionistas espirituales, los que nos engañan acerca de Dios.

Nos distraen con movimientos, con promesas, con un gran espectáculo, para que no nos demos cuenta de que el Cristo que ellos predican no es el Cristo de la Biblia. Por esto, tenemos que estar bien atentos para ver qué es lo que se nos está enseñando. No podemos dejarnos llevar por el espectáculo. El centro de todo es Jesucristo, y si El no es exaltado, o si se cambia la verdad acerca de El, algo no anda bien.

Esto nos lleva a la tercera cosa que encontramos en este pasaje. Es que, si queremos conocer a Dios de verdad, tenemos que ver a quién escuchamos. Esto lo descubrimos en los versos 4 al 6. Juan expresa su confianza en las personas que leen su carta, convencido de que han aprendido a reconocer y rechazar a los falsos profetas.

El Espíritu Santo que está en nosotros nos da discernimiento para poder reconocer la mentira. En cambio, la persona que pertenece al mundo busca alguien que le hable a su manera, que le dé por su lado. Esta es otra marca de un falso profeta: observa quiénes son las personas que lo escuchan.

Juan dice algo muy interesante en el verso 6: "Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha". ¿A quiénes se refiere al decir "nosotros"? Juan está hablando como uno de los apóstoles de Jesucristo, uno de los testigos de su muerte y resurrección. Como apóstol, él dice: "Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha".

Los apóstoles nos han dejado su mensaje en las páginas del Nuevo Testamento. La única autoridad divina que puede tener ahora un predicador es la autoridad de proclamar el mensaje auténtico de los apóstoles, el mensaje que tenemos aquí en la Biblia. Este es el único mensaje con autoridad.

El simple hecho de que un pastor o predicador diga algo no lo hace cierto. Tiene que concordar con lo que Dios nos ha revelado en su Palabra, y basarse en lo que Dios nos ha dicho en su Palabra. Esta es la única base totalmente confiable. De otro modo, es simplemente su opinión personal. Podría ser una buena opinión, pero es sólo una opinión - nada más.

Es una gran bendición de Dios que tengamos en nuestras manos su Palabra escrita, la Biblia. Al conocer la Biblia, podemos aprender a reconocer la verdad y el error. Podemos evitar la trampa de creer en un dios pirata. Conforme más llegamos a conocer al Dios verdadero a través de su Palabra, más protegidos estaremos.

¿Conoces al Dios verdadero, y a su Hijo Jesucristo? Quiero terminar leyendo los últimos versos de 1 Juan, capítulo 5, versos 20-21:

5:20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.
5:21 Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.

Cristo ha venido para darnos conocimiento del Dios verdadero. Por esto, tenemos que cuidarnos de los ídolos. ¿Qué es un ídolo? Es cualquier cosa que no es Dios, pero que toma el lugar de Dios en nuestra vida.

Hermanos, sigamos conociendo cada día más al Dios verdadero, y así nos protegeremos de las mentiras que corren por el mundo. Dios es de verdad, y vivir con El es conocer su verdad.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe