Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 8 de Septiembre de 2013

La gran tribulación
Pastor Tony Hancock

¿Qué dice la Biblia acerca del futuro? Muchas personas se hacen esta pregunta. Parece que el tema se vuelve más candente en ciertas fechas. Por ejemplo, cuando se acercaba el año 2000, había muchas personas que temían la llegada del fin del mundo. Se preguntaban qué decía la Biblia al respecto.

El año pasado, en 2012, se volvió a convertir en un tema de gran interés por algunas supuestas profecías del calendario maya. Frente al posible fin del mundo, muchos querían saber si la Biblia respaldaba los conceptos del calendario maya. Por supuesto, hay personas que tratan de usar la Biblia de otras formas para adivinar el futuro. ¡Algunos incluso tratan de encontrar números ganadores de lotería entre sus páginas! Va sin decir que Dios no la inspiró para este propósito.

El año 2000 y el 2012 quedan en el pasado, y el mundo no se ha terminado aún. Seguramente, dentro de algunos años, habrá otra razón para pensar que el mundo se podría terminar, y entonces la gente se volverá a interesar por lo que dice la Biblia al respecto. Pero creo que es mejor aprender lo que dice la Biblia acerca del futuro ahora, para poder vivir tranquilamente y no dejarnos llevar por lo que a la gente le preocupa.

Por lo tanto, vamos a pasar algunas semanas considerando las profecías bíblicas que nos hablan del futuro. Iremos más o menos en secuencia, considerando cada etapa del plan de Dios para el futuro de este mundo. Hoy hablaremos de un tema que no es precisamente agradable, pero que nos puede traer mucho consuelo. Es el tema de la gran tribulación.

Empezamos en el libro de Daniel, capítulo 12. Leamos aquí los versos 1 y 2:

12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.
12:2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

Dios le dio a Daniel una serie de visiones acerca del futuro de las naciones del mundo, la venida del Mesías y las cosas que sucederían antes del fin. En sus visiones, él mira hacia el lejano futuro y ve muchas cosas.

¿Alguna vez has estado en las montañas, mirando hacia la distancia? Me encanta visitar las montañas, porque uno se siente más cerca de Dios. Cuando uno está en la sierra y mira a lo lejos, ve una serie de montañas, como olas, a la distancia. Uno ve las cimas de los montes, pero no ve todo lo que está en los valles entre ellos.

Así es con la profecía. Muchas veces, Dios les daba a los profetas una visión general del futuro. Veían diferentes eventos, pero no siempre veían lo que separaba estos eventos. Era sólo una visión general. Así son estos versículos que hemos leído. Resumen muchas cosas en pocas palabras.

Al final de este siglo, dice Daniel, se levantará el ángel Miguel, quien es el protector del pueblo de Israel. Entonces habrá una gran tribulación, un periodo de angustia inigualable. Todo el mundo estará en caos. Habrá guerras, desastres naturales, hambre y muchas cosas más.

Aunque este tiempo será desastroso, también hay esperanza. Todos los que tengan sus nombres escritos en el libro de la vida serán salvos. ¿Cómo sabemos si nuestro nombre está apuntado en el libro de la vida? Lo sabemos si nos hemos arrepentido del pecado, y hemos aceptado a Cristo como Señor y Salvador.

Después de este tiempo de angustia, todos resucitarán, aunque no al mismo tiempo - unos para ser condenados, y otros para vivir por siempre. Hasta aquí, el cuadro es claro. En el futuro, habrá un gran tiempo de tribulación y de problemas. Después de esto, vendrá la resurrección. Ahora bien, ¿será que la Biblia nos dice cuánto tiempo durará este tiempo de tribulación?

Vamos a Daniel 9:24-27, un pasaje muy interesante:

9:24 Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos.
9:25 Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.
9:26 Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.
9:27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

Podríamos pasar el resto del mensaje hablando acerca de este pasaje, pero vamos a enfocarnos en lo que tiene que ver con la gran tribulación. Daniel nos habla de semanas. Cada semana representa siete años. Nos dice que habría siete semanas - o sea, 49 años - entre el edicto de la reconstrucción de Jerusalén hasta su terminación.

Este edicto fue dado a Esdras en el año 457 a.C., que es cuando empieza a correr el tiempo. Al final de los 49 años llegamos a 408 a.C., cuando se terminó la reconstrucción. Luego nos dice que hay 62 semanas más hasta la llegada del príncipe, y que después de esto, se le quitará la vida. Las 62 semanas son 434 años. Esto nos lleva a 27 d.C., que es cuando Jesús empezó su ministerio público. Tres años después, fue cortado de la tierra.

Esto significa que todavía queda la última semana de siete años. Esta semana corresponde al tiempo de la gran tribulación. En el plan profético de Dios, durará más o menos siete años. Fíjate bien en lo que esto significa: ¡significa que Dios lo tiene todo bajo control! Sabemos que vendrán días muy malos sobre la tierra, pero también sabemos que Dios les pondrá fin. ¡No durarán mucho tiempo!

Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿estaremos presentes los creyentes sobre la tierra durante la gran tribulación? Algunos estudiosos de la Biblia enseñan que habrá un rapto secreto de la Iglesia al principio de la gran tribulación, y que los creyentes en Jesucristo no estaremos presentes durante este tiempo.

Me gustaría creer esto, pero no puedo encontrar ninguna razón bíblica para creer que sea cierto. Vamos a ver el pasaje que a veces se usa para defender la idea de un rapto secreto. Se encuentra en 1 Tesalonicenses 4:16-17:

4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Aquí se nos dice que los muertos en Cristo resucitarán primero, y luego los que estemos vivos iremos a estar con El. Estaremos entonces para siempre con el Señor.

Los que enseñan la idea de un rapto secreto de la Iglesia antes de la gran tribulación se enfocan en el hecho de que nos encontraremos "en el aire" con el Señor. Según ellos, será en el aire porque Cristo no llegará a la tierra en ese momento, sino que nos llevará a estar con El.

Hay un problema. La palabra que se traduce "encontrarnos" - "para encontrarnos con el Señor" - es una palabra griega que siempre habla de salir al encuentro de una persona cuando viene llegando a un lugar. Esto significa que, cuando Jesucristo llega, nosotros le iremos a dar la bienvenida, y así llegaremos con El a la tierra en su segunda venida.

No tenemos tiempo para recorrer todos los pasajes relevantes, pero basta con decir que no hay ningún pasaje que enseñe un rapto secreto de la Iglesia. Esto significa que tú y yo tenemos que estar preparados para mantenernos fieles al Señor en medio de cualquier persecución.

Pero en realidad, esto es simplemente lo que hacen nuestros hermanos en muchas partes del mundo. No tenemos razón para pensar que seguir a Cristo no nos va a costar nada. Es posible que tengamos que pagar un precio alto - hasta la muerte - para mantenernos fieles a Cristo, pero tenemos que estar dispuestos a hacerlo. El fue a la muerte por nosotros.

Por esa misma muerte, El nos rescatará de la prueba. En su visión del final de las cosas, el apóstol Juan vio a los mártires que iban saliendo de la gran tribulación. Leamos de ellos en Apocalipsis 7:13-14:

7:13 Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido?
7:14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.

Los que morían por causa de Cristo llegaban directamente al cielo vestidos de blanco, lavados en la sangre de Jesucristo, el Cordero de Dios.

Esto significa algo muy importante. Cuando pensamos en la llegada de la gran tribulación, la forma más importante de prepararnos es conocer a Cristo. Si lo conocemos a El, quizás nos toque sufrir en este mundo; pero aunque tengamos que morir, iremos directamente a estar con El.

Pero hay una cosa más. La Biblia también nos indica que podemos tener esperanza frente a la venida de la gran tribulación, porque seremos protegidos por el Señor. Por ejemplo, Juan 16:33 nos enseña que tendremos tribulación en este mundo: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." Sin embargo, Cristo ha vencido el mundo.

También encontramos una promesa en Apocalipsis 3:10: "Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra." Cristo no le promete a su Iglesia que la quitaría de la hora de tentación, sino que la guardaría de ella. Cuando llegue la gran tribulación, Dios también protegerá a los suyos de maneras que ni siquiera nos podemos imaginar.

Podemos pensar en los israelitas durante el tiempo de las diez plagas en Egipto. Aunque las plagas cayeron sobre toda la tierra de Egipto, no llegaron al lugar donde vivían los israelitas. Dios los protegió sobrenaturalmente. Del mismo modo, yo creo que habrá una protección sobrenatural para el pueblo de Dios durante la gran tribulación. Quizás algunos morirán como mártires, pero muchos más sobrevivirán protegidos por el Señor.

Cuando yo solía pensar en la gran tribulación, me daba temor. Pero después de estudiar los pasajes al respecto, ya no es así. Veo que Dios tiene el tiempo limitado, que la sangre de Cristo protege a sus fieles y que Dios nos cuidará, aun en medio del peligro.

No sabemos cuándo llegará la gran tribulación. Podría ser pronto, o podría ser dentro de varios siglos más. Lo importante es que vivamos con sobriedad, confiando en Cristo y caminando con El. No vivas con temor. Confía en Jesucristo; síguelo, y puedes enfrentar el futuro confiadamente. Aunque vendrán días malos, El estará con nosotros.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe