Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 21 de Julio de 2013

Alumbrando el camino
Pastor Tony Hancock

Un abuelo y su nieto se fueron de vacaciones a una cabaña en el bosque. Cuando llegaron a la cabaña, ya era de noche. Para evitar que se metieran muchos insectos, dejaron las luces apagadas hasta cerrar la puerta. A pesar de su cuidado, sin embargo, algunas luciérnagas se metieron a la cabaña con ellos. El niño exclamó: "Es inútil, abuelito. ¡Los zancudos nos están persiguiendo con linternas!"

Pobre niño. No sabía lo que era una luciérnaga. En realidad, esos animalitos que abundan en estas fechas son muy interesantes. Dios los ha diseñado con mucha sabiduría para producir luz mediante una reacción química. No son zancudos y no pican, pero si traen una linterna interna.

Cuando Jesús buscó una comparación para la vida de sus seguidores, habló de ser sal y luz. Como millares de luciérnagas alumbrando la noche oscura, los creyentes somos llamados a alumbrar este mundo oscuro. Una cualidad tanto de la luz como de la sal es que son notables por su presencia - o su ausencia.

Por ejemplo, cuando probamos una comida desabrida, decimos: ¡Le falta sal! La sal es notable por su ausencia. Entramos a un cuarto oscuro, y de inmediato decimos: ¡Prende la luz! No preguntamos: ¿Qué le faltará a este cuarto? ¿Por qué estará tan oscuro? No, sabemos de inmediato que la oscuridad significa que hay una falta de luz.

¿Qué significa esto? Significa que la primera forma en la que cambiamos el mundo como seguidores de Cristo es simplemente por lo que somos, por nuestra presencia en el mundo, por nuestro diario vivir. En otras palabras, como la sal y la luz son notables simplemente por su presencia o su ausencia, el creyente también debe serlo. Nuestra primera responsabilidad es simplemente brillar, donde Dios nos haya puesto, y alumbrarles el camino a otros para que puedan encontrar a nuestro Señor también.

Por supuesto, es importante mandar misioneros, trabajar para lograr la justicia social y levantar instituciones cristianas. Como Iglesia, hacemos todo esto. Pero todos estos proyectos se debilitarán si no se construyen sobre la base de una Iglesia de creyentes que brillan para Cristo en su diario caminar. De esto nos habla Colosenses 4:5-6:

4:5 Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.
4:6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Estos versículos nos hablan de dos maneras en las que nuestras vidas deben brillar para Cristo y alumbrar el camino para que otros lo encuentren. La primera manera es en nuestra forma de vivir, y la segunda es en nuestra forma de hablar. Consideremos estas cosas más a fondo.

El versículo 5 nos dice que seamos sabios en nuestro comportamiento con los que todavía no son creyentes. A ti como creyente la gente te está observando. Tu comportamiento importa. Lo que tú haces tiene un impacto, directo e indirecto, sobre muchas vidas. Quizás no te des cuenta. A lo mejor piensas que tu vida no tiene un impacto grande, porque no sales en la televisión o la radio.

Sin embargo, hay mucha gente que te está observando. En el trabajo, donde vives, en la tienda - están observando tu forma de vivir. No digo esto para que te sientas cohibido o acomplejado. No debes tratar de portarte de una forma artificial, simplemente porque otros te miran. Más bien, es al vivir la vida como cristiano, sin tener vergüenza de serlo, que puedes impactar a los demás.

En el tiempo de los colosenses, había muchas calumnias y rumores falsos que circulaban acerca de los cristianos. Por ejemplo, algunos los acusaban de ser caníbales. Como los creyentes decían que la cena del Señor representaba la carne y sangre de Cristo, los de afuera los acusaban de comer carne humana y beber sangre.

¡Claro que no era cierto! Pero observen cómo debían combatir esas calumnias. No era con enojo ni poniéndose a la defensiva, sino más bien mostrando con su estilo de vida lo que significa ser un verdadero seguidor de Cristo. De esa forma, podrían taparles la boca a los calumniadores.

Hoy en día, también circulan muchos conceptos falsos acerca de lo que significa seguir seriamente a Cristo. Por ejemplo, a veces la gente dice así: "Esos evangélicos no pueden hacer nada que el pastor no les permita. No pueden ir al baile, porque el pastor se lo prohíbe. No pueden tomar licor, porque el pastor se lo permite."

¡Cómo si yo fuera un agente de la policía celestial! Pero estas son las ideas que circulan en el mundo. Cuando uno escucha tales cosas, es fácil desanimarse. Es fácil decir: "¿Por qué no tratan de comprender?" Es fácil ponerse a la defensiva, y decir: "Bueno, si eso es lo que quieren pensar, ¡allá ellos!"

Pablo nos dice cómo debemos responder: simplemente mostrando la verdad con nuestra vida. Dejando brillar la luz que está en nosotros, siendo honestos, amables, trabajadores, generosos y gozosos. En otras palabras, la vida diaria que llevamos con Cristo en oración y en su Palabra se dejará ver en nuestro caminar. Tu vida podrá ser la única Biblia que muchos leen.

El verso 5 también nos dice que aprovechemos cada momento oportuno. Si no aprovechamos los momentos oportunos, se van - y ya no vuelven. Esa es una cualidad del tiempo. No se puede guardar, no se puede almacenar, ni se puede rescatar el tiempo ya perdido. Sólo se pueden aprovechar los momentos que tenemos ahora para impactar las vidas de otros.

Hoy, ahora - en este momento que estás en la tienda, que estás en el trabajo, que estás conviviendo con tu familia - puedes afectar una vida para bien o para mal. La acción más pequeña puede repercutir, como una piedra tirada a una laguna, y ondear en una vida tras otra. Una palabra afectuosa, una muestra de honestidad, una expresión de confianza en Dios puede hacer la diferencia.

Cuando era niño, una de nuestras vecinas llegó a la casa y pidió hablar con mi madre. Cuando ella salió a ver qué se le ofrecía, la mujer le dijo así: "Señora, yo la he observado desde hace algún tiempo, y veo que tiene mucha paz en su rostro. ¿Me podría decir qué tengo que hacer yo para tener esa paz también?" Mi madre le compartió el evangelio, y poco después, ella aceptó al Señor.

Nunca sabemos quién nos está mirando, pero tenemos que estar preparados para aprovechar cada oportunidad. Si vivimos para Cristo, nuestras acciones diarias - aun las más pequeñas - servirán para alumbrar a los demás. Compórtate con sabiduría frente a un mundo que necesita ver la luz de Cristo en ti. Se atribuyen a Francisco de Asís estas palabras: "Predica el evangelio en todo momento. Si es necesario, usa palabras." Nuestra vida es la primera manera de predicar el evangelio.

Sin embargo, a veces es necesario usar palabras. El verso 6 nos habla de esto. Nuestra conversación, nuestra plática, debe ser amena y de buen gusto. Debemos hablar con gracia, buscando responder sabiamente a cada persona con la que hablamos.

En griego, el verso dice literalmente que nuestras palabras deben ser sazonadas con sal. La comida sin sal es insípida, y nuestras conversaciones también pueden ser insípidas y aburridas. Pero cuando hablamos de las cosas de Dios, no tiene que ser aburrido. Dios nos está llamando a buscar formas interesantes y llamativas de hablar de su Palabra.

Una manera de hacer esto es con las historias de la Biblia. Hay muchas personas que nos rodean que no tienen ningún conocimiento de las historias más básicas de la vida, y pueden ser muy interesantes para ellos. Cuando surge algo en una conversación que se relaciona con alguna historia bíblica, podemos aprovechar para contar brevemente la historia.

También podemos usar frases interesantes o comparaciones ocurrentes que escuchamos. Si oyes algo en un sermón o una clase que te pareció interesante, apúntalo y busca la oportunidad de compartirlo con alguien. El Espíritu Santo está con nosotros para ayudarnos a saber cómo hablar.

A veces nos ponemos a la defensiva cuando hablamos con las personas de afuera. Pero debemos dejar de sentirnos atacados. Si ellos dicen algo negativo acerca de nuestra fe, tratemos de averiguar por qué. Quizás hayan tenido una mala experiencia. El simple hecho de estar dispuestos a escuchar es muy importante.

Cada persona necesita una respuesta personal. La última frase del verso 6 dice: "Así sabrán cómo responder a cada uno." Algunas personas necesitan una palabra de apoyo; otros necesitan respuestas a sus preguntas. Algunas personas tienen que ver que todos los creyentes no son iguales; y con algunos, en realidad, no debemos perder mucho tiempo. Es cuestión de sabiduría.

Pero la clave se encuentra en 1 Pedro 3:15: "Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes." Cuando alguien comenta sobre tu vida, ¿qué le dirás? ¿Le hablarás de Dios, o te quedarás con el crédito por las bendiciones que Dios te ha dado?

Dios nos está llamando a estar listos para presentarle el evangelio a cualquiera que muestre interés. Debemos saber cómo expresar brevemente el mensaje de salvación. Es un mensaje sencillo; se puede expresar con diferentes ejemplos. Pero es importante conocer alguna manera en la que puedas comunicar el evangelio.

¿Estás brillando? Me temo que hay algunos con el foco quemado. Hoy puedes pedirle a Dios que te ayude a brillar para Cristo. Puedes pedirle al Espíritu Santo que te dé sabiduría para hablar de las cosas de Dios en cada oportunidad que se presente. Aprovecha estos momentos para meditar en lo que quieras cambiar en tu vida, y pedirle al Señor que te ayude a hacerlo. Tu vida puede servir para alumbrarle el camino a otro con la luz de Cristo.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe