Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 20 de Febrero del 2011

¿Qué es amor?
Pastor Tony Hancock

Nota: este mensaje representa una pausa en nuestra serie a través del libro de Romanos. Dios mediante, el próximo domingo seguiremos con esta serie.

Yo crecí en una casa donde había mucho amor. No siempre se expresaba; no éramos muy dados a abrazarnos y besarnos. Quizás hubiera sido mejor tener más expresiones de afecto físico. Pero el amor era algo real, y era la base de nuestra familia.

Quiero leerles las palabras que mi madre dijo en honor a mi papá, el día de su sepelio. Ella dijo lo siguiente:

"Mi esposo tenía la costumbre de cargar en el bolsillo tarjetas con versículos de memoria de las Escrituras. Cuando él falleció, la tarjeta que estaba encima decía: Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella. Efesios 5:25 me trae a la mente las palabras de Elizabeth Barrett Browning: ¿Cómo te amo? Déjame contar las maneras.

Quisiera recontar sólo algunas de las formas que Barry (mi esposo) mostró su amor para mí y para Tony. Una de las formas que nos mostró ese amor fue por medio del compromiso. Me acuerdo que, cuando él me propuso matrimonio, me dijo que me amaría y me cuidaría mientras viviéramos, aun si yo llegara a estar en silla de ruedas.

Cada día, él me decía que me amaba. No recuerdo ni un solo día de nuestros treinta y seis años de matrimonio que no me dijera que me amaba. También me mostró ese amor mediante sus acciones de cariño y amor. Una de ellas fue hacer cosas conmigo que a mí me gustaban, como jugar juegos de mesa, ir a eventos musicales y a la tienda.

El siempre se preocupaba más por el bienestar mío y de Tony que el suyo. Cuando vivíamos en Chicago él me traía el café a la cama cada mañana, porque sabía que no me gustan las mañanas y que necesitaba un poco de ayuda para levantarme. También me mostró su amor tomando algunas de las responsabilidades del hogar mientras yo terminaba mis estudios. Hizo esto, a pesar de estar muy ocupado con otras cosas.

Me mostró su amor mudándose voluntariamente a Oklahoma para estar más cerca de mi familia. Cualquier cosa que hiciera, lo hacía de buena voluntad y sin quejas. En sus últimos meses de vida, cuando estaba tan enfermo, siempre se preocupaba por mí. Me preguntaba: Querida, ¿has comido? ¿Estás descansando lo suficiente?

También era mi mejor amigo. Me escuchaba, sin tener que dar consejos. Me tomaba entre sus brazos cuando lloraba. Me cuidaba cuando estaba enferma. Lo dejaba todo y me venía a ayudar si le decía que algo malo había sucedido. Nos divertíamos juntos. Nos gustaba estar juntos. Yo podía hablar con él de cosas personales, y también acerca de mis sentimientos.

El también era el líder espiritual de la familia. Pasaba tiempo a solas con Dios todos los días, aunque tuviera que levantarse temprano para hacerlo. Memorizaba versículos bíblicos con Tony, empezando cuando Tony tenía sólo dos años. Barry también fue el que hizo que el altar familiar fuera parte de nuestra vida.

Si pudiera resumir la vida de Barry, diría que él siguió el ejemplo de Cristo adentro, como también afuera, del hogar." Ningún ser humano es perfecto, y mi papá tampoco lo fue. Sin embargo, puedo confirmar que lo que dijo mi mamá de él es verdad, porque yo también lo vi en su vida. En los 36 años que Dios les dio juntos, creció un amor firme y fuerte entre mis padres que se basó en un compromiso hecho ante Dios.

No confundas el amor con la pasión. Muchas personas hoy cometen ese error, y cosechan el sufrimiento como resultado. La pasión busca sentirse bien ahora, mientras que el amor sabe esperar el momento indicado. La pasión deja a un lado cualquier límite, incluyendo los límites puestos por Dios; el amor respeta los límites, y crece firme dentro de ellos.

La pasión, como una llamarada, pronto se acaba - y sólo deja cenizas. El amor, como el fuego de una chimenea, hace un hogar con su calor, sirve para cocinar los alimentos que nutren a la familia y ahuyenta el frío del mundo exterior.

El mundo y nuestra carne nos llaman a entregarnos apasionadamente a relaciones pasajeras. Jóvenes, Dios les está llamando a ser diferentes del mundo y a seguir otro patrón. El camino angosto no es un camino fácil, pero es un camino que trae bendición. No se entreguen a otra persona hasta no haberse comprometido ante Dios. Así preparan el terreno donde puede crecer el verdadero amor, que se basa en el compromiso y no sólo la atracción.

¿Cómo podemos llegar a conocer el verdadero amor? El amor es algo que viene de Dios. La Biblia declara que Dios es amor, y también declara que llegamos a conocer el amor verdadero cuando conocemos lo que Dios ha hecho por nosotros. ¿Cómo es el amor de Dios?

Para empezar, el amor de Dios es un amor fiel. Cuando tú llegas a conocer a Dios, no tienes que preocuparte de que el día de mañana sus sentimientos hayan cambiado. El Salmo 100:5 dice: "Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre."

Las cosas cambian cada día. Salen nuevas tecnologías, cambian los gobiernos, aun la gente cambia. Pero Dios es fiel. Su amor nunca cambia, y cuando tú lo buscas y confías en El, puedes estar seguro en su amor. El verdadero amor es un amor fiel, porque Dios, quien es amor, es fiel.

Además de esto, el amor de Dios es un amor que se sacrifica. Romanos 5:8 dice: "Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros." Dios no nos mandó chocolates o rosas para mostrarnos su amor; El mismo vino, en la persona de su Hijo, para morir por nuestros pecados.

Esto es amor verdadero, amor que no piensa en su propio bienestar, sino que busca el bien del otro. Así es el amor de Dios. Jesús mismo dijo, "Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos." (Juan 15:13) El nos mostró ese amor, dando su vida para que pudiéramos ser sus amigos.

El amor de Dios, ese amor fiel y sacrificial, es también un amor que no obliga. Se tiene que aceptar voluntariamente. El verdadero amor así es, porque refleja la naturaleza de Dios, quien es amor. El amor se ofrece, pero tiene que ser aceptado - y puede ser rechazado también. De otra forma, no es amor, sino manipulación.

Esto lo vemos en uno de los versículos más conocidos de la Biblia, Juan 3:16: "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna." Dios nos amó y dio a su Hijo, pero nosotros tenemos que aceptar ese amor. Es necesario que dejemos atrás todo lo que no es de Dios, y nos entreguemos a El en una respuesta de fe y de amor.

Dios hoy te abre sus brazos para que puedas conocer su amor, pero tienes que venir a Cristo con fe para que lo puedas conocer. Si prefieres seguir tu propio camino, Dios te permitirá hacerlo - pero te alejarás tú solo de su bendición, de la vida, y te irás muriendo poco a poco. En este día del amor y la amistad, Dios te invita a conocer y vivir el amor verdadero. ¿Qué dirás?


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe