Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 10 de Mayo del 2009

Dos mujeres, un camino
Pastor Tony Hancock

Introducción

A Jaimito y a toda su clase les mandaron realizar una composición sobre el día de la madre con la expresión: ¡Madre sólo hay una! Pues bien, al día siguiente todos los muchachitos llevan su composición y la maestra dice: A ver, Luisito, léame su composición.

Iba yo cabalgando sobre mi potro salvaje que se desboca y mi madre me toma sobre sus brazos y me salva, porque ¡Madre, sólo hay una! La maestra vuelve y dice: María, léame el tema de su composición, a lo que María responde: Las olas en la playa estaban agitadas y me hundí en sus profundidades; de repente la mano salvadora de mi madre me llevó a la superficie, porque ¡Madre sólo hay una!

A ver Jaimito, dígame su composición. Jaimito responde: Íbamos mi madre y yo por el seco desierto cuando atisbamos unas carpas de un campamento árabe. Sedientos, nos acercamos a una de las tiendas y entramos. En ella había una nevera la cual abrí y vi una Coca-cola que quedaba en el fondo. Mientras me la tomaba, dije: ¡Lo siento, madre, sólo hay una!

No muy buenos los modales de Jaimito, ¿verdad? Hoy nos toca celebrar la verdad de que madre, sólo hay una, pero no a su modo. Dios nos llama a honrar a nuestro padre y nuestra madre; aunque no hayan sido perfectos, siguen mereciendo nuestro honor. Es bueno honrar a nuestras madres.

Pensando en el tema de la madre y de las mujeres en general, me dirigí a la Biblia para encontrar la historia de dos mujeres. Dos mujeres distintas, pero que escogieron un mismo camino - y esto trajo honor y significado a sus vidas.

Que hayan sido madres o no, no lo sabemos; es muy posible que sí lo hayan sido. Vamos a considerar sus vidas, una por una, para ver reflejado el camino que todos somos llamados a seguir.

Lectura: Hechos 9:36-43

9:36 Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía.
9:37 Y aconteció que en aquellos días enfermó y murió. Después de lavada, la pusieron en una sala.
9:38 Y como Lida estaba cerca de Jope, los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí, le enviaron dos hombres, a rogarle: No tardes en venir a nosotros.
9:39 Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas.
9:40 Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó.
9:41 Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva.
9:42 Esto fue notorio en toda Jope, y muchos creyeron en el Señor.
9:43 Y aconteció que se quedó muchos días en Jope en casa de un cierto Simón, curtidor.

Jope era un puerto importante en la costa de Samaria. Aquí fue que Salomón recibió los cedros usados en la construcción de su templo, mil años antes del tiempo de Cristo. De aquí también salió Jonás hacía Tarsis, antes de que el pez lo tragara.

Jope era una ciudad importante, pero la mujer de la cual leemos era aparentemente insignificante. No era líder de la ciudad; no tenía mucho dinero; no era famosa o reconocida. Sin embargo, su nombre ha quedado registrado en la Biblia para futuras generaciones, mientras que los nombres de muchos líderes de Jope han pasado al olvido. La Biblia hasta registra sus dos nombres: Dorcas en griego, y Tabita en arameo; ambos significan gacela.

¿Por qué? ¿Qué separa a Dorcas de las personas importantes cuyos nombres ahora se desconocen? A Dorcas se describe con una palabra que no aparece más en la Biblia; sólo aquí se usa. Encontramos esta palabra en el verso 36: dice que "había en Jope una discípula llamada Tabita (que traducido es Dorcas)". Dorcas era una discípula. Esto la hacía única.

El Nuevo Testamento nos habla de muchos discípulos, seguidores de Jesucristo, y no nos parece extraño a nosotros que una mujer también podría serlo. Sin embargo, en el mundo antiguo, era revolucionario. Ante Dios, no hay acepción de personas; El aceptó a Dorcas como discípula, como seguidora de Jesucristo. Esto fue lo que dio importancia a su vida.

Dorcas mostró su amor hacia el Señor ayudando a otras personas. Ella es una muestra viva de Efesios 2:8-10: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;  no por obras, para que nadie se gloríe.  Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.". Habiendo recibido por fe a Cristo como su Señor, convirtiéndose así en seguidora de El, se puso a ayudar a los necesitados y hacer el bien.

Sucedió, sin embargo, que Dorcas falleció - como lo haremos todos un día, a menos que Jesús regrese primero. El apóstol Pedro andaba ministrando cerca de allí, así que los hermanos mandaron llamarlo. Seguramente ellos querían que Pedro predicara el funeral, pues habían lavado el cuerpo de Dorcas para prepararlo. Sin embargo, Dios tenía otros planes para Dorcas.

Cuando llegó Pedro, hizo lo que había visto a Jesús hacer en otra ocasión. Sacó a todos los lamentadores del cuarto para orar, y luego dijo: "Tabita, cumi" ("Tabita, levántate"); Jesús había dicho "Talita, cumi" ("Niña, levántate"). Al instante, Dorcas abrió los ojos y se incorporó.

Esta mujer se convierte en señal de lo que todas las discípulas - y todos los discípulos - de Cristo un día experimentarán: la resurrección. Aunque ella volvió a morir, un día resucitará - como lo haremos todos los seguidores de Cristo - para no morir jamás. Ella encontró el Camino - el mismo Camino que es también la Vida, y que le dio la vida a ella.

Mujer, tú que me oyes, ¿has llegado a conocer al Salvador de Dorcas? ¿Te has convertido en una discípula? Es lo único que te puede dar una esperanza de la resurrección. Es lo único que puede dar a tu vida el significado verdadero. La mejor palabra que puede describir a una mujer es ésta: que sea discípula. ¿Lo eres tú?

Ahora leemos acerca de otra mujer, pero que halló el mismo Camino:

Lectura: Hechos 16:13-15

16:13 Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.
16:14 Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.
16:15 Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.

Esta mujer se llamaba Lidia, y era una mujer de dinero. Probablemente era viuda; se dedicaba a vender tela de púrpura, una tela muy costosa. Por ende, era una mujer de recursos, con casa y sirvientes. Era también temerosa de Dios; aunque no era judía, había estudiado el Antiguo Testamento, y creía que el Dios de Abraham, Isaac y Jacob es el Dios verdadero.

El apóstol Pablo la encontró cuando llegó a la ciudad de Filipos. Esta es la primera ciudad que Pablo visitó cuando llegó a Europa de Asia. Los historiadores nos dicen que, sobre el arco a la entrada de Filipos, había una prohibición contra las religiones no oficialmente reconocidas. Por este motivo, Pablo buscó en las afueras de la ciudad para ver si había judíos o temerosos de Dios. Allí encontró a Lidia con otras mujeres, reunidas para orar.

Lidia llegó a ser la primera conversa europea. Ella oyó de labios de Pablo el mensaje acerca de Jesucristo. Le oyó decir que Jesús había muerto en la cruz, en cumplimiento de las Escrituras del Antiguo Testamento, y que por fe en El ella podía ser salva.

Ella decidió seguir ese camino; se entregó a Cristo, y fue bautizada juntamente con los miembros de su hogar. Gracias a la influencia de Lidia, sus siervos - y quizás sus hijos, si los tenía - llegaron a conocer a Cristo también.

Ella persuadió a Pablo, Lucas y los demás miembros de su equipo a ir a su casa para hospedarse. Desde el primer momento de su vida cristiana, Lidia puso sus bienes al servicio del reino de Dios, dando albergue a estos siervos del Señor.

Pero no sólo dio hospedaje a Pablo y sus acompañantes. Fue en su casa que se fundó la iglesia en Filipos, una iglesia que apoyó a Pablo en su obra y que fue de gran gozo para él. El escribió a esta iglesia la carta de Filipenses, una carta de gratitud por el apoyo que la iglesia le mandó en un momento de su ministerio.

Esta iglesia, una iglesia sana que apoyaba el ministerio de Pablo y ayudó a fundar iglesias en otras partes, empezó con una mujer - una mujer que decidió seguir el camino de Cristo, y que puso a su servicio todo lo que ella tenía.

Mujer, Dios te quiere usar. El tiene un propósito para ti. El te ha dado capacidades, bienes y amistades que El quiere que pongas a su servicio. El quiere usarte para la extensión de su Reino. Quizás tú digas: Yo no tengo los bienes que tenía Lidia, ni el tiempo que tenía Dorcas.

Está bien; pero te aseguro que sí tienes cosas que Dios puede usar. ¿Tienes tiempo para orar por la salvación de otros, por tu Iglesia, por los misioneros? ¿Tienes amigas con quienes puedas compartir a Cristo? ¿Participas en actividades de la comunidad donde puedas brillar para Cristo?

Conclusión

Las historias muy diferentes de dos mujeres, pero que escogieron un mismo camino. Ese camino las llevó a la vida y al gozo, y El quiere hacer lo mismo por ti. Tanto a hombres como a mujeres, El llama a ser sus seguidores y amarle a El. ¿Lo harás? ¿Vivirás por El? ¿Dejarás de vivir por las cosas vanas que te promete este mundo, para vivir sólo por Cristo?


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe