Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 8 de Marzo del 2009

Camino a la victoria
Pastor Tony Hancock

Introducción

Jesucristo dijo en cierta ocasión que El edificaría su Iglesia, y que ni siquiera las puertas del Hades prevalecerían contra ella. El Hades es el dominio del enemigo, y las puertas son defensivas. El cuadro mental que Jesús nos estaba pintando, en otras palabras, es de un ataque frontal contra el imperio de Satanás - un ataque exitoso.

Cuando veo la situación actual de la Iglesia, me pregunto: ¿qué pasó? No es que la Palabra de nuestro Señor haya fallado. El nunca falla. Podemos mirar 2.000 años de historia y ver que la Iglesia, de un grupo pequeño de doce hombres, ha llegado a incluir cientos y miles de millones.

Sin embargo, en muchos lugares del mundo actual, la Iglesia sólo parece sobrevivir, no triunfar. Parece que la Iglesia está a la defensiva, tratando de protegerse contra los ataques de un mundo siempre más descarado en su negación de la verdad moral y espiritual.

Es más, en algunas partes la Iglesia casi ha dejado de existir. En otras, doctrinas extrañas seducen a grandes grupos de personas, dejándolas finalmente decepcionadas y desalentadas. En otros lugares, la Iglesia parece más un club social que un centro de adoración del Dios vivo.

¿Qué pasó? ¿Por qué no estamos viviendo en la victoria que Cristo desea para nosotros como su Iglesia? Vamos a regresar hoy a la historia de otra conquista - la victoria de los israelitas en conquistar la tierra prometida - para buscar algunas ideas.

Lectura: Josué 5:13-15

5:13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?
5:14 El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?
5:15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.

Los israelitas han cruzado milagrosamente el río Jordán, como vimos la semana pasada. Ahora enfrentan su primera batalla, y Dios tiene algunas lecciones muy importantes para ellos. El ha registrado estas enseñanzas en su Palabra, para que nosotros también podamos aprender.

Antes de la batalla, Josué se encuentra con una figura misteriosa. Se trata de un hombre armado con espada. Al acercarse, Josué como líder militar de Israel le llama a identificarse. ¿Eres de los nuestros, o del enemigo? - le pregunta. En la respuesta de esta persona hay una lección muy importante:

I. Dios nos llama a recordar quién manda

El hombre le dice a Josué que él no está ni de su lado ni del otro, sino que es el comandante del ejército del Señor. Ahora Josué reconoce su autoridad, y este personaje le dice que se quite las sandalias de los pies, pues está en tierra sagrada.

De inmediato, surge en nuestras mentes la pregunta: ¿quién es este personaje? ¿Será un ángel de alto rango? Si pensamos así, nos quedamos con un problema: bíblicamente, los ángeles no consagran la tierra que pisan. Cuando se aparece un ángel a una persona, no le dice que se quite los zapatos.

La única persona frente a la cual tenemos que quitarnos los zapatos es Dios. Esto sucedió, por ejemplo, cuando el Señor se le apareció a Moisés en la zarza ardiente. Le dijo que se quitara las sandalias, porque estaba en tierra santa.

¿Quién, entonces, podría ser esta persona, comandante del ejército del Señor y santo como el Señor? Sólo puede ser una persona: Cristo, el Hijo de Dios, antes de su encarnación. Antes de la batalla, Cristo, el comandante de los ejércitos del Señor, vino para hacerle recordar a Josué quién manda.

Dios nos está llamando a nosotros también a recordar lo mismo. Si queremos vivir en la victoria que Cristo tiene para nosotros, tenemos que seguir sus instrucciones. Tenemos que recordar que no se trata de que Dios bendiga nuestros planes, sino que nosotros nos unamos al plan de Dios.

Todos queremos ver que la Iglesia crezca y prospere, pero - ¿estamos siguiendo las instrucciones que Jesús nos ha dejado? ¿Estamos haciendo lo que El nos dijo? ¿Estamos recordando que El es quien manda? Sólo vamos a poder conquistar con el poder espiritual que viene de la oración, del ayuno, del tiempo pasado en estudio de la Palabra de Dios.

Dios nos ha dado las armas, pero muchas veces las hemos dejado en el armario y hemos salido a pelear en nuestras propias fuerzas. Antes de que Josué y los israelitas pudieran avanzar a la victoria, era necesario que recordaran quién mandaba - el Señor, no ellos.

Sigamos leyendo.

Lectura: Josué 6:1-5

6:1 Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía.
6:2 Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra.
6:3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.
6:4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas.
6:5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.

Dios le da a Josué instrucciones inusuales para conseguir la victoria sobre Jericó. Le dice que los israelitas debían marchar alrededor de la ciudad siete días consecutivos, y el séptimo día debían marchar siete veces. Los sacerdotes debían llevar el arca del pacto delante del pueblo, y delante del arca debían ir siete sacerdotes tocando trompetas.

Las trompetas eran un llamado a la guerra. Se tocaban para convocar las tropas y llamar a los soldados a la batalla. Al tocar la trompeta, entonces, alguien iba a pelear. Es más, el arca del pacto era el lugar donde Dios se manifestaba. Su presencia al frente de los israelitas indicaba que Dios iba delante de ellos, y que El pelearía por ellos. El les daría la victoria.

II. Dios nos llama a recordar quién nos dará la victoria

Veamos en el verso 6:20 qué sucedió cuando el pueblo siguió las instrucciones de Dios: "Entonces los sacerdotes tocaron las trompetas, y la gente gritó a voz en cuello, ante lo cual las murallas de Jericó se derrumbaron. El pueblo avanzó, sin ceder ni un centímetro, y tomó la ciudad."

Dios iba delante de ellos, y cuando marcharon en obediencia al mandamiento de Dios, El les dio la victoria. Cuando tú vives por Cristo como soldado de la fe, El te da a ti la victoria también. No tienes que desconfiar de la presencia y la ayuda de Dios.

Cuando tú sales en la mañana para ir al trabajo, recuerda que Dios va delante de ti. Cuando tú sales a compartir a Cristo con tus vecinos, recuerda que El va delante de ti. Cuando tú sirves dentro de la Iglesia, recuerda que Cristo va delante de ti - y que El te dará la victoria.

Son dos ideas muy sencillas, pero las olvidamos tan fácilmente: Dios nos llama a recordar quién manda, y quién nos dará la victoria. ¿Estás luchando para ganar la victoria en la guerra espiritual? ¿Estás viviendo en victoria sobre el pecado? ¿Estás ganando almas para el Señor?


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe