Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 22 de Febrero del 2009

Sé fuerte y valiente
Pastor Tony Hancock

Introducción

Un hombre presumía de su gran valentía. Una vez - dijo - le corté la cola a un león feroz, usando sólo mi pequeña navaja de bolsillo. Alguien le preguntó: ¿Por qué mejor no le cortaste la cabeza? El hombre - supuestamente tan valiente - respondió: Es que otra persona ya lo había hecho.

Hay muchas personas que presumen de su valentía, pero no hay tantos que realmente sean valientes. El valor verdadero no tiene mucho que ver con luchar contra animales feroces o ir sin temor a lugares peligrosos; pocos de nosotros tenemos la necesidad de hacer tales cosas.

El valor, más bien, es algo que todos necesitamos para llegar a la victoria que Dios desea para nosotros. ¿Te consideras una persona valiente? Quizás lo seas, sin haberte dado cuenta. De todas formas, Dios te llama a desarrollar el valor en tu propia vida.

Hoy vamos a leer las palabras de Dios a Josué, el líder que fue sucesor de Moisés. Josué fue el hombre que Dios usó para guiar a los israelitas a la victoria en su conquista de la tierra que les había prometido desde mucho antes.

Josué no fue un hombre débil o miedoso. De hecho, cuando los israelitas se acercaron por primera vez a la tierra prometida, Josué y otros once hombres entraron como espías a la tierra para ver cómo era. Cuando regresaron con su reporte, diez de los hombres dijeron que sería imposible conquistar la tierra. Aunque era una tierra muy fértil, había gigantes allí - frente a ellos, los israelitas se sentían como langostas.

Sólo Josué y otro hombre llamado Caleb expresaron confianza en Dios y seguridad en su poder para llevarles a la victoria. Josué vio los gigantes en persona, pero no les tuvo temor. No fue un miedoso, un "gallina"; fue un guerrero valiente. Sabiendo eso, observa lo que Dios le dice.

Lectura: Josué 1:6-9

1:6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.
1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

¿Te llama la atención algo? Dios le dice a Josué: "Sé fuerte y valiente" - ¡y se lo repite tres veces! ¿Era porque Josué era muy tímido? No, de ninguna forma. Ya hemos visto que Josué era un hombre de carácter valiente. Sin embargo, Dios le repite la misma frase - Sé fuerte y valiente.

Luego, al final del mismo capítulo, el pueblo le repite la misma frase: "¡Sé fuerte y valiente!" (v. 18) Más adelante en el libro, Josué le repite las mismas palabras al pueblo: "Sean fuertes y valientes" (Josué 10:25). ¿Por qué tanto énfasis sobre esto? Porque ellos estaban en el proceso de recibir por conquista lo que el Señor les había prometido.

Tú y yo estamos en la misma posición. Dios nos ha prometido bendiciones espirituales y personales que debemos de recibir por conquista. El Nuevo Testamento nos aclara que nuestra pelea no es contra carne ni sangre; nuestros adversarios son huestes celestiales de maldad, poderes espirituales que nos incitan al pecado y tratan de alejarnos de Dios.

La clave para el éxito, sin embargo, es el mismo; Dios a nosotros también nos llama a ser fuertes y valientes. Tomando como modelo a Josué, veamos tres razones por las que tenemos que ser fuertes y valientes.

I. Sé fuerte y valiente, porque Dios tiene un trabajo para ti

En el verso 6, Dios le dice a Josué: "Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados." Dios tenía un trabajo para Josué, una tarea que él debía cumplir. Josué tenía una misión, y para cumplirla, tenía que ser fuerte.

Hoy veo a tantas personas a la deriva en la vida, simplemente dejándose llevar por cualquier ola que llegue. No tienen una misión. No saben por qué están aquí en esta tierra. Simplemente viven de un momento a otro, viendo qué les trae la vida, dejándose llevar.

Josué no tenía esa mentalidad. Dios le dijo claramente que tenía un trabajo para él. ¿Sabes qué? Dios también tiene una tarea para ti, si eres creyente. La Biblia nos enseña que cada creyente en Cristo ha recibido un don. Cada uno de nosotros tiene al menos una capacidad que Dios quiere usar para hacer una diferencia en el mundo. Dios tiene una misión para ti.

Si quieres cumplir tu función divinamente dada, tienes que ser fuerte y valiente. La corriente de la vida no te va a llevar en la dirección en la que Dios quiere llevarte. Vas a tener que nadar en contra de la corriente. El reino de Dios es de los valientes.

Díselo a tu vecino: Sé fuerte y valiente, porque Dios tiene un trabajo para ti. Ahora nota otra cosa:

II. Sé fuerte y valiente, para poder obedecer todo lo que Dios te manda

Mira lo que dice el verso 7: "Sólo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó." Hay una realidad que a veces se nos olvida, y es simplemente que la obediencia trae bendición. Dudamos de esto muchas veces, cuando miramos alrededor y vemos gente claramente desobediente, viviendo con riquezas y lujos, y nosotros que estamos tratando de obedecer a Dios sufrimos.

No te preocupes; les va a llegar su merecido. De Dios nadie se burla. A la larga, la obediencia siempre trae bendición. La primera obediencia que Dios desea de nosotros es lo que Pablo llama la obediencia al evangelio; es creer las buenas nuevas del sacrificio de Cristo por nuestros pecados.

Cuando hayamos entrado en la obediencia al creer esa verdad, pasamos naturalmente a querer obedecer a Cristo en todo lo que El nos manda. Reconocemos que su amor nos impulsa a vivir una vida de obediencia, así como El fue obediente a su Padre.

Nunca me había puesto a pensar antes de preparar este mensaje en la necesidad de ser valientes para obedecer la ley de Dios. Sin embargo, aquí está: "Ten valor... para obedecer toda la ley". Si no eres valiente, no podrás ser obediente. Cuando la obediencia te empieza a costar - cuando tus amigos se burlan, cuando tu carne se opone, cuando no te parece lógico, cuando el camino más fácil es el camino del pecado - es allí que te hace falta valor para obedecer.

En esos momentos, recuerda que la obediencia siempre tiene su recompensa. En realidad, son muchas las recompensas de la obediencia. Cuando te cuesta, cuando te duele, ármate de valor y recuerda que tu Señor ya se adelantó en el camino de la obediencia. Dile a tu vecino: Sé fuerte y valiente, para poder obedecer todo lo que Dios te manda.

Finalmente,

III. Sé fuerte y valiente, porque Dios está contigo

Una vez más, Dios le dice a Josué: "¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas." Jesús mismo nos repitió esta promesa cuando regresó al cielo: "Les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo." (Mateo 28:20).

¿Te acuerdas de esas ocasiones en tu niñez cuando tenías que entrar a un lugar oscuro o desconocido? ¡Quizás todavía te suceda lo mismo! ¿Qué hacías? Buscabas a una persona grande para acompañarte. Tomado de la mano de tu papá o tu mamá, ya no le tenías miedo a la oscuridad o a lo desconocido.

Tú y yo tenemos un Papá celestial que siempre está con nosotros. No importa donde vayas, El estará contigo. David lo expresa así en el Salmo 139 (vs. 7-12): "¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia? Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí. Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha! Y si dijera: 'Que me oculten las tinieblas; que la luz se haga noche en torno mío', ni las tinieblas serían oscuras para ti, y aun la noche sería clara como el día. ¡Lo mismo son para ti las tinieblas que la luz!"

Si tú conoces a Cristo, Dios está contigo - y El jamás te va a abandonar. Dile a tu vecino: Sé fuerte y valiente, porque Dios está contigo.

Conclusión

¿Para qué necesitas hoy el valor? Quizás necesitas el valor para dejar atrás tu vida de pecado, tu vida lejos de Dios, y venir a recibir su perdón. Quizás no tienes la seguridad de que Dios está contigo, porque no lo conoces. Cristo murió en la cruz para pagar el precio de tus pecados, para que tú - por fe - pudieras recibir el perdón. Si quieres saber más de esto o recibir a Cristo hoy, ven para que oremos.

Los que conocemos a Cristo estamos recibiendo una herencia en El que nadie nos podrá quitar. Sin embargo, tenemos que ser fuertes y valientes para poder recibir esta gran bendición. Dime: ¿cuáles son las cosas que están atacando tu valor? ¿Cuáles son las cosas en tu propia vida que te hacen desfallecer?

Dile a Dios ahora que tú quieres seguir hacia la victoria con sus fuerzas. En este momento de decisión y compromiso, te invito a recibir del Señor la fuerza que viene de su Espíritu. Pídele a Dios ahora mismo que El te dé las fuerzas para seguir adelante hacia la victoria, y sé fuerte y valiente.


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe