Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 15 de Junio del 2008

Jesús y la sabiduría
Pastor Tony Hancock

Introducción

¿Recuerdan lo que dijo Jesús acerca de las Escrituras del Antiguo Testamento? "Ellas son las que dan testimonio de mí" (Juan 5:39). Entre los libros inspirados se encuentran varios que se conocen como libros de sabiduría - Job, Proverbios y Eclesiastés, entre otros. Además de esto, el tema de la sabiduría yace en todo el Antiguo Testamento.

Pero ¿qué es la sabiduría? Encontré unos ejemplos de la sabiduría de los niños para ayudarnos a pensar en el tema en general. Estas son declaraciones de niños que muestran la sabiduría especial que tienen ellos. Por ejemplo: "Si tu papá está enojado y te pregunta: ¿crees que soy tonto? - no le respondas."

O ésta: "Nunca le digas a tu mamá que su dieta no está funcionando." O ésta: "Nunca dejes a tu hermanito de tres años en el mismo cuarto con tus tareas de escuela." Y ésta: "Los plumones no son buenos para usar como lápiz labial." Y finalmente: "Si te sacas una mala nota en la escuela, muéstrasela a tu mamá cuando esté hablando por teléfono."

Esos son algunos ejemplos chistosos de la sabiduría de los niños. ¿Qué es la sabiduría? Es poder escoger lo mejor, saber hablar y actuar de una forma que traerá bienestar y bendición. Es la capacidad para tomar buenas decisiones, discerniendo lo malo de lo bueno.

¿Sabías que hay dos clases de sabiduría? Es muy importante entender esto. Volvamos por un momento al jardín del Edén. Recordarán que Adán y Eva vivían en ese jardín de encantos sin ninguna regla más que la de no comer del árbol prohibido, el fruto del conocimiento del bien y del mal. Dios les dijo que, si comían de ese árbol, morirían.

La serpiente, usada aquí por Satanás, llegó a Eva y le empezó a sembrar dudas acerca de lo que Dios había dicho. Después de prepararla sutilmente para caer en su trampa, le dijo que no era cierto, que ella no moriría; que más bien, llegaría a conocer muchas cosas, y ser como Dios.

Abre ahora tu Biblia conmigo en Génesis 3:6: "Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella."

Fíjate que había tres aspectos del fruto que atraían a Eva. El fruto era bueno para comer; le hablaba al apetito. Tenía buen aspecto; le atraía su apariencia, lo que ella veía con los ojos. Pero también le atraía algo más. Nos dice el texto que era deseable para adquirir sabiduría.

Había un efecto mental que Eva esperaba experimentar al comer la fruta. Ella esperaba adquirir conocimiento de cosas que ella ni se imaginaba. Le atraía la idea de conseguir un conocimiento escondido, de experimentar lo desconocido.

Lo que sucedió con Adán y Eva nos afecta a todos de varias formas. En primer lugar, significa que todos nacemos con pecado original - con la culpa de su pecado, y con una inclinación hacia el pecado. Eva podría haber no pecado, pero nosotros somos incapaces de vivir de una forma perfecta.

Pero en segundo lugar, lo que les pasó también nos sirve como modelo de la forma en que nosotros caemos en pecado. ¿Cuántas veces no hemos pecado simplemente porque queremos experimentar algo nuevo? ¿Cuántos jóvenes curiosos acerca de la sexualidad se han vuelto adictos a la pornografía o a otras costumbres nocivas?

¿Cuántas personas han probado las drogas sólo para ver lo que se siente, y luego se han quedado atrapadas en su red? ¿Cuántas jóvenes han querido conocer el mundo, pero al no saber escoger bien a sus compañeros de viaje se han metido en cosas que no son provechosas? La curiosidad que Dios nos dio, el deseo de conocer más acerca del mundo, es algo bueno; pero se puede desviar hacia lo malo, si no tenemos discernimiento.

Al caer Eva en pecado, entró a la humanidad una nueva sabiduría, un nuevo conocimiento que no era el conocimiento de Dios, sino que era una sabiduría diabólica. Vamos a leer acerca de las dos clases de sabiduría en Santiago 3:13-17:

3:13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
3:14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;
3:15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.
3:16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.
3:17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

El apóstol Santiago, medio hermano de Jesucristo, nos aclara que hay dos clases de sabiduría en este mundo. Existe una sabiduría divina, y otra diabólica. ¿Cómo se expresa la sabiduría diabólica? Se expresa en envidias, rivalidades y otras acciones malas.

Recuerden que esta es una clase de sabiduría - de vivir bien en el mundo. Es una forma de tratar de salir adelante y tener éxito. La lógica de esta sabiduría es la siguiente: si yo no me cuido a mí mismo, nadie más me va a cuidar. Por eso, si veo que alguien parece estar sobresaliendo, tengo que tratar de bajarlo. Sólo pisando a otros puedo yo sobresalir.

Si veo a un hermano en la iglesia que está siendo usado por el Señor, tengo que buscar su falla para tirarlo al suelo. Si alguien recibió un acenso en el trabajo, tengo que chismear de él para que quizás lo quiten y me pongan a mí en su lugar. Este mundo es una selva; el que sobrevive es el más feroz y letal.

Esa es la lógica humana y diabólica. Ahora dime: ¿alguna vez has pensado así? ¿Has sentido envidia de los logros de otro? ¿Has querido tomar el lugar de una persona más exitosa, a los ojos del mundo? Si lo has hecho, has estado pensando conforme a la sabiduría humana y diabólica.

En cambio, la sabiduría divina es muy diferente. La sabiduría divina es pura, pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión, imparcial y sincera. La sabiduría divina es, en otras palabras, la expresión del amor. La lógica de la sabiduría divina es ésta: Dios es amor, y Dios es Todopoderoso. Si llego a conocer ese amor de Dios y expresarlo a otros, podré vivir de veras.

Quiero que consideres tu propia vida por un momento. ¿Cuál de estas dos clases de sabiduría mejor caracteriza la forma en que vives a diario? ¿Te caracterizas como una persona que sólo se interesa por tus intereses propios, y que nadie se te oponga si no quiere salir lastimado? ¿O eres una persona cuya vida desborda en bendición hacia otras personas?

Hay uno que representa perfectamente la sabiduría, y en quien la podemos conocer y aprender. Vamos a leer acerca de El en 1 Corintios 1:18-25 y 30:

1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.
1:19 Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios,  Y desecharé el entendimiento de los entendidos.
1:20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?
1:21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
1:22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;
1:23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
1:24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1:25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.
...
1:30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;

Observen lo que dice el apóstol Pablo, bajo inspiración del Espíritu Santo. El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden, es decir, para los que siguen pensando con la lógica diabólica y humana.

Se les habla de la cruz de Cristo, y no lo comprenden. Algunos quieren ver una señal milagrosa para creer; sólo que, si la ven, no es suficiente. Otros exigen razones; lo quieren entender perfectamente todo antes de comprometerse. La verdad de Cristo se puede explicar en términos filosóficos, pero nadie se convierte por puro argumento.

En su sabiduría, Dios ha decidido salvarnos mediante el mensaje de la cruz. Para la persona que sigue pensando con la lógica humana, resulta ser una locura. Para la persona que recibe la salvación, en cambio, llega a ser una sabiduría que transforma su vida.

Leamos también Colosenses 2:2-3:

2:2 para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,
2:3 en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Aquí vemos que todos los secretos de la sabiduría están escondidos en Cristo. Todo lo que tenemos que saber para tener una vida que sea realmente buena, en otras palabras, toda la sabiduría positiva que nos llevará a una vida de provecho y de propósito, se encuentra en la persona de Cristo.

Esa sabiduría se encuentra, para empezar, en el ejemplo de Cristo. El fue el único hombre que ha vivido jamás que haya vivido en perfecta sabiduría. Desde que Adán y Eva escogieron la sabiduría diabólica todos hemos vivido alejados de la sabiduría de Dios.

Cristo, en cambio, vivió en este mundo - con todas sus tentaciones y todas sus opciones - pero lo hizo perfectamente conforme a la sabiduría de Dios. Si queremos saber lo que es vivir en sabiduría, tenemos que observar el ejemplo de Jesucristo.

Esa sabiduría también se encuentra en las palabras de Cristo. Es por esto que nos dice el verso 16 del capítulo 3 de Colosenses: "Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza". Conforme más conozcamos de la palabra de Cristo, de lo que El nos ha enseñado, más sabiduría tendremos.

Podemos aplicar esto a toda la Biblia, porque toda la Biblia fue inspirada por el Espíritu de Cristo. Al mismo tiempo, las enseñanzas de Jesús registradas en los evangelios tienen especial sabiduría para dirigirnos en todos los aspectos de la vida. Una vida que se deja guiar por las enseñanzas de Cristo es una vida sabia.

Conclusión

Ahora te pregunto: ¿cuál sabiduría está guiando tu vida? El apóstol Pablo dijo que había aprendido a estar contento en necesidad y en abundancia. Esto indica que había recibido sabiduría para vivir bien en ambas circunstancias.

Cuando tenemos necesidad, nos hace falta la sabiduría de Dios. Es muy fácil renegar, o permitir que la necesidad misma nos haga cometer pecado para tratar de resolver nuestro problema. Podemos ser tentados a robar, a ser deshonestos, a aprovecharnos de otros de alguna manera.

Por otra parte, también necesitamos sabiduría para vivir en abundancia. Cuando tenemos lo suficiente, es muy fácil olvidarnos de Dios. Podemos fácilmente buscar a Dios sólo cuando estamos necesitados. La abundancia puede ser una peor tentación que la necesidad.

Si somos sabios, aprenderemos a vivir en toda circunstancia, agradecidos y obedientes. En Cristo hay sabiduría para vivir.


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

También está disponible la página de Lecturas Bíblicas diarias del Pastor Tony. En dicha página encontrarás una lectura bíblica para cada dia de la semana relacionada con el Sermón Dominical, junto con preguntas para meditación y aplicación.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe