Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 30 de Septiembre del 2007

La verdad acerca del regreso de Cristo
Pastor Tony Hancock

Introducción

Una niña pequeña había aprendido acerca de la segunda venida de Cristo en su clase de escuela dominical. Al salir de la iglesia, le preguntó a su mamá: Mami, ¿crees que Jesús podría regresar en cualquier momento?

Su mamá le respondió: Sí, hija. La niña continuó: ¿Crees que podría regresa hoy? Sí, hija, le contestó su mamá. ¿Crees que podría regresar en cualquier minuto? Sí, hija, le dijo su mamá. La niña sólo tenía una pregunta más: Mami, ¿me podrías peinar el cabello?

Esta niña sabía que debía de estar preparada para el regreso de Cristo, ¡aunque no estoy seguro si la forma que escogió sea la más importante! De todas maneras, cuando pensamos en la segunda venida del Señor, antes que nada, debemos de darnos cuenta de que tenemos que estar preparados.

Sin embargo, al ver a nuestro alrededor las diversas creencias e ideas que las personas tienen acerca de la venida del Señor, veo que hay mucha confusión. Hay muchas ideas equivocadas. Al ignorar la verdad bíblica, muchas personas se dejan llevar por charlatanerías y por equivocaciones. El enemigo ha tratado de confundir la realidad del pronto regreso de nuestro Señor confundiéndola entre muchas ideas equivocadas.

Por este motivo, este segundo mensaje en la serie "Conoceréis la verdad" se trata de la verdad acerca del regreso de Cristo. ¡Cristo viene pronto a llevarse a su Iglesia! Si queremos estar bien preparados para ese día, tenemos que saber lo que estamos esperando.

Hoy contestaremos tres preguntas que nos ayudarán a despejar las dudas que confunden a muchos, y que quizás nos han confundido a nosotros. Así podremos prepararnos adecuadamente para recibir a Cristo, cuando El regrese. La primera pregunta es ésta:

¿Cómo va a regresar Jesús?

Algunas personas han hablado de un regreso secreto o invisible de nuestro Señor Jesús. Entre ciertos sectores racionalistas de la Iglesia se ha enseñado que la creciente influencia de la Iglesia resultará en la presencia espiritual de Jesús sin que El tenga que regresar físicamente. Es una idea bonita, pero no bíblica.

Otros grupos han inventado un regreso invisible del Señor Jesús para explicar la falla de sus propias profecías acerca de la fecha de su regreso. Hay varios grupos - uno de ellos toca insistentemente a nuestras puertas - que dan esta explicación, diciendo que Jesús regresó invisiblemente en algún año u otro.

¡No es bíblico! La Biblia es muy clara en este punto. No me crean a mí; veamos lo que la Biblia misma dice. Vamos a empezar con lo que Jesús dijo acerca de su propia venida. Leamos Mateo 24:23-27:

24:23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.
24:24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
24:25 Ya os lo he dicho antes.
24:26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.
24:27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Jesús nos advierte, en primer lugar, que surgirán falsos profetas y falsos cristos antes de su venida. Incluso harán grandes milagros. Muchos serán engañados por estos falsos maestros. No podemos alegar que no tuvimos aviso, porque Jesús aquí nos dice lo que va a suceder.

Pero la venida de Jesús no será ningún secreto. Todo lo contrario: así como el relámpago se ve en todo el cielo, de un lado a otro, así será la venida de Jesús, el Hijo del hombre. No será algo oculto. Será un evento público. Por eso, si alguien te dice que Jesús ya volvió en tal año, nada más que no te diste cuenta, ¡no lo creas! Su venida será un evento público, imposible de callar.

Esto lo confirman los ángeles que les hablaron a los discípulos después del regreso de Jesús al cielo. Leamos Hechos 1:11:

1:11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Los discípulos se habían quedado mirando atónitos al cielo después de que Jesús fue llevado de su presencia. ¡Creo que tú y yo hubiéramos hecho lo mismo! Sin embargo, ellos tenían una tarea que completar antes de que Jesús regresara; no había tiempo para estar mirando hacia arriba.

Lo que ellos tenían que esperar, y el impulso de su tarea, es la venida de Jesús - ahora fíjense en estas palabras en el texto - "de la misma manera que lo han visto irse". Cualquier interpretación de estos versículos que no acepta que Jesús vendrá visiblemente, en el cielo, a la vista de todos hace violencia al sentido claro del pasaje.

¿Cómo vieron los discípulos irse a Jesús? Lo vieron elevarse al cielo, hasta que una nube lo tapó. De la misma forma, El vendrá; entre las nubes del cielo, a la vista de todos, no sólo algunos.

¡Ah! Pero hay algunos que dan esta explicación: el regreso visible de Jesús no será su segunda venida, sino su tercera. ¡Su tercera! ¡Parece que tienen que multiplicar venidas del Señor Jesús para tratar de explicar sus propias malas profecías!

La Biblia no apoya esta idea. Veamos Hebreos 9:27-28:

9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,
9:28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Ahora bien, ¿qué nos dice el pasaje? ¿Dice que Jesús aparecerá por tercera vez? No, dice que aparecerá por segunda vez, para traer salvación a quienes lo esperan.

Fíjense en el argumento del escritor: de la forma en que cada hombre muere, y después de morir, lo siguiente es el juicio, así también Jesús murió, y lo siguiente para El también es el juicio; no su juicio, sino el juicio que El dictará sobre los demás.

Sin embargo, ¡qué gloriosa realidad! No todos serán juzgados; muchos serán salvados, los que lo están esperando y viviendo para El. Nos lo dice 1 Juan 3:2: "Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es". Tú y yo, si somos creyentes, tenemos un futuro glorioso que ni siquiera nos imaginamos. Cuando Jesucristo venga, sin embargo, seremos como El; porque lo veremos como El es.

¿Vieron nuevamente el énfasis sobre ver? Cuando El venga, ¡lo veremos! Lo conoceremos como El es; no será ningún secreto. Es más, al verlo, seremos como El.

Sólo un versículo más, Apocalipsis 1:7: "He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.". ¿Qué dice este verso? Dice que todos lo verán. Es más, el verso indica que esto es lo que debemos de estar esperando, porque dice "Miren que viene". Es un llamado a la preparación. Cuando Jesús viene, todo ojo le verá - incluso los que lo han rechazado, que lo han vuelto a crucificar por sus rebeliones y pecados.

¿Cómo va a regresar Jesús? Vendrá de una forma visible. ¡No se dejen engañar! No presten atención a los falsos cristos que surgen por allí, diciendo ser la segunda venida de Cristo. No crean a los que les hablen de un regreso secreto de Cristo. Cuando El venga, todo ojo le verá.

Ahora bien, surge la siguiente pregunta: ¿cuándo va a suceder esto?

¿Cuándo va a regresar Jesús?

Por siglos las personas han estado tratando de poner fechas. Hubo mucha fascinación antes del año 1000 d.C. Más recientemente, un hombre llamado Guillermo Miller pronosticó que Jesús regresaría en 1843. Basó su conclusión en catorce años de estudio bíblico.

Entre cincuenta y cien mil personas aceptaron esta profecía de Miller, y conforme se acercaba el 3 de abril - la fecha que él había fijado - muchas personas se prepararon para este gran evento. Algunos se subieron a las montañas, pensando así llegar más pronto al cielo cuando Jesús regresara. Otros lo esperaron en los cementerios, para encontrarse con sus seres queridos cuando éstos resucitaran.

Los más triste, o chistoso - no sé cuál - fue el caso de las mujeres de la alta sociedad de la ciudad de Filadelfia, quienes se reunieron afuera de la ciudad para esperar a Jesús, para no ser arrebatadas juntas con la chusma. Todos sin excepción se decepcionaron - alpinistas, mujeres de la alta sociedad y los que esperaron en los cementerios. ¡Jesús no volvió!

Con el tiempo, se vio que Miller había fallado en sus pronosticaciones. Lo más triste del asunto es que muchos no sólo se desilusionaron con Miller, sino con la fe cristiana también. Sin embargo, en cada generación parece que se levanta alguien para poner fechas. No hace muchas décadas que se publicó un libro titulado "Ochenta y ocho razones por las que Jesús regresará en el 88". ¿Saben qué? ¡No sucedió! Diecinueve años después, aquí estamos todavía.

¿Saben por qué es tan triste todo esto? ¡Porque es totalmente innecesario! Veamos lo que dijo Jesús mismo acerca de su regreso en Mateo 24:44: "Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.". ¡No podría ser más claro! Jesús vendrá cuando menos lo esperemos. Es notable que Jesús aquí habla con sus discípulos; no está hablando con personas del mundo. A sus discípulos Jesús les dice que su venida será inesperada.

Claramente, entonces, si algún discípulo de Jesús piensa saber cuándo va a regresar, está equivocado. Vemos la misma idea en Mateo 25:13: "Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir". Si Jesús nos revelara la hora de su regreso, podríamos vivir alocadamente hasta el día anterior - y seguramente muchos lo harían. "No saben ni el día ni la hora", dice claramente Jesús.

En Marcos 13:32-33, Jesús mismo dice que ni El sabe cuándo regresará:

13:32 Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.
13:33 Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo.

En otras palabras, durante el tiempo que anduvo en la tierra, este conocimiento lo dejó en el cielo. Si ni El sabía, ¿cómo podrá saberlo algún mortal? Es imposible. Jesús regresará a la hora que menos lo esperemos, y si alguien trata de poner fechas, ¡no lo escuchen!

Seguramente algunos de ustedes pensarán: está bien, entiendo que Jesús regresará visiblemente, y de forma inesperada, pero ¿para qué?

¿Para qué va a regresar Jesús?

La respuesta a esa pregunta depende de tu situación. Si eres creyente, la respuesta está en 1 Tesalonicenses 4:13-17:

4:13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.
4:14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

No importa si hayas muerto antes de que Cristo venga o si estés vivo aún, cuando El venga, te dará un cuerpo nuevo, un cuerpo que jamás podrá morir, y en ese estado glorificado estarás para siempre con El.

¡Qué gran esperanza! Cuando Jesús venga, seremos transformados, y estaremos con El para siempre. Sin embargo, si no has aceptado a Cristo como tu Señor y Salvador, tu destino será otro. Leamos Judas 1:14-15:

14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,
15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

El regreso de Cristo será ocasión de juicio. Si tú no has aceptado su oferta de perdón, tendrás que explicarle por qué desobedeciste sus mandamientos, por qué no le entregaste tu adoración, por qué no le diste lo que El se merecía. ¿Qué explicación darás en ese día?

Conclusión

En un pueblo del antiguo oeste, un caballo se desbocó, llevándose una carreta con un niño pequeño adentro. Viendo el peligro, un joven arriesgó la vida para capturar el caballo y detener la carreta. El niño que había sido salvado no aprovechó su oportunidad; al crecer, se convirtió en un bandido.

Un día, se halló parado frente a un juez para ser sentenciado por un crimen muy serio. No había duda de su culpabilidad. Al mirar la cara del juez, el acusado reconoció - sorprendido - la cara del que lo había salvado muchos años antes. En base a esa experiencia, el hombre pidió clemencia.

La respuesta del juez fue ésta: Joven, hace años fui su salvador; hoy soy su juez, y tengo que sentenciarle a morir colgado. Un día Jesús también le dirá al pecador rebelde: Durante aquellos largos años de gracia yo era Salvador, y te hubiera perdonado, si te hubieras arrepentido. Hoy, sin embargo, soy tu juez, y tendré que condenarte al castigo eterno que te mereces.

Así será cuando Jesús regrese. Ahora sabes lo que la Biblia te dice acerca de su segunda venida. ¿Estás preparado para ese día?


Visita la página web del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net.

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

También está disponible la página de Lecturas Bíblicas diarias del Pastor Tony. En dicha página encontrarás una lectura bíblica para cada dia de la semana relacionada con el Sermón Dominical, junto con preguntas para meditación y aplicación.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe