Firmes y Adelante

Enlaces El Sermón Dominical

Esta semana

Todos los Sermones

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Domingo 21 de Agosto de 2016

Estimando el matrimonio
Pastor Tony Hancock

Hebreos 13:4 dice así: "Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal". Hoy en día, sin embargo, el matrimonio se encuentra bajo ataque. Encontramos pocos ejemplos de matrimonios felices en los programas de televisión. Muchos ven el matrimonio como algo anticuado, una costumbre que quizás tuviera sentido en algún pasado lejano, pero que ya no cabe en el mundo moderno. Otros se sienten libres para redefinir lo que significa el matrimonio.

Podemos llegar a estimar el matrimonio si dejamos que la Biblia transforme nuestra manera de pensar al respecto. Empecemos en el principio, en el libro de Génesis, donde descubrimos que el matrimonio fue diseñado por Dios. En Génesis 2:18-25 leemos acerca de la creación de una compañera adecuada para el hombre, Adán:

2:18 Luego Dios el Señor dijo: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada."
2:19 Entonces Dios el Señor formó de la tierra toda ave del cielo y todo animal del campo, y se los llevó al hombre para ver qué nombre les pondría. El hombre les puso nombre a todos los seres vivos, y con ese nombre se les conoce.
2:20 Así el hombre fue poniéndoles nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cielo y a todos los animales del campo. Sin embargo, no se encontró entre ellos la ayuda adecuada para el hombre.
2:21 Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una costilla y le cerró la herida.
2:22 De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre,
2:23 el cual exclamó: "Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará 'mujer' porque del hombre fue sacada."
2:24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.
2:25 En ese tiempo el hombre y la mujer estaban desnudos, pero ninguno de los dos sentía vergüenza.

Al ver a Adán solo, Dios dijo que su situación no era buena. "Voy a hacerle una ayuda adecuada", dice Dios. Entonces sucede algo que parece una interrupción en la historia. Después de decir que Adán necesita una ayuda, Dios trae a todos los animales para que Adán les dé nombre. Este acto de nombrar indica la autoridad y responsabilidad que tiene el hombre sobre el resto de la creación.

¿Por qué trajo Dios a todos los animales ante Adán? Creo que fue para mostrarle su necesidad de una compañera. Adán vería al perro y la perra, al gato y la gata, al elefante y la elefanta y a todos los demás animales con su pareja. Para él, sin embargo, no había entre ellos ayuda adecuada.

Sólo entonces fue que Dios creó a la ayuda adecuada para el hombre. No la creó distinta de él; más bien, la sacó de él. Compartía su humanidad. Dios entonces se la trajo y realizó la primera boda cuando se la presentó. Sólo podemos imaginarnos los sentimientos de Adán al ver, por primera vez, a esta persona que era como él, pero también maravillosamente diferente.

Alguien ha comentado que Adán y Eva tuvieron el único matrimonio perfecto. Piénsalo: Adán no tenía suegra, y Eva no tenía que escucharle hablar de todas las otras mujeres con las que se podría haber casado. Sea lo que fuere, aquí descubrimos el diseño de Dios en cuanto al matrimonio.

El verso 24 lo resume con tres frases. En primer lugar, el hombre deja a su padre y a su madre. El matrimonio llega a ser la relación prioritaria en la vida. Durante nuestra niñez y juventud, la relación con nuestros padres es la más importante. Vivimos con ellos; nos sostienen, y nos guían.

Pero cuando llega el matrimonio, esas relaciones tienen que quedar en segundo término. La relación matrimonial llega a ser la más importante. Muchos problemas surgen cuando esto no sucede. En segundo lugar, el hombre se une a su mujer. El matrimonio, en el diseño de Dios, es la relación humana más permanente. Algún día, los hijos se van de la casa. Las amistades pueden ser variables. El matrimonio, en cambio, fue diseñado para durar toda la vida.

En tercer lugar, los dos se funden en un solo ser. Dios diseñó el matrimonio para ser la relación humana más íntima. Esto es así en el área física, por supuesto. Es una traición al matrimonio experimentar la unión sexual antes o fuera del lazo matrimonial. Pero también debe ser así en el área emocional. El apoyo, la comprensión y la confianza son cualidades que deben fomentarse en cada matrimonio.

Podríamos ampliar muchísimo en cada uno de estos puntos, pero lo crucial es comprender que Dios es quien diseñó el matrimonio. El matrimonio no es una creación humana, que podemos cambiar y ajustar a nuestro antojo. Es un plan de Dios, y tenemos que respetar su diseño.

Vivimos en un momento histórico sin precedentes. La sociedad pretende redefinir el matrimonio para incluir elementos extraños. Génesis nos aclara que el matrimonio fue diseñado por Dios para ser entre un hombre y una mujer, para toda la vida. En el Antiguo Testamento vemos que algunas familias se alejaron de este plan, tolerando la poligamia. Los resultados siempre fueron negativos. En todas las familias del Antiguo Testamento donde se ve la poligamia, también se ven pleitos, discordia, traición y divisiones. Cuando nos alejamos del plan de Dios, hay consecuencias negativas.

Como creyentes, debemos comprender que el matrimonio no es algo que nosotros definimos a nuestro antojo, sino algo que Dios ha creado. Debemos escudriñar su Palabra para ver lo que El nos ha dicho acerca del matrimonio, y ajustarnos a su plan. No debemos tratar de ajustar su plan a nuestro antojo.

El matrimonio, entonces, es un diseño divino. En segundo lugar, descubrimos que el matrimonio es una fuente de bendición. Vayamos al libro de consejos bíblicos, el libro de Proverbios, y leamos el capítulo 18, verso 22: "Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el Señor." Mil chistes declaran lo opuesto a este proverbio, pero Dios nos enseña que el matrimonio es algo bueno, Es una fuente de bendición.

No sé por qué a los presos les ponen las esposas, como si el matrimonio fuera una especie de encarcelamiento. Las ciencias sociales nos dicen que los hombres casados viven más años que los solteros. El matrimonio trae beneficios para la salud.

Por supuesto, todos hemos visto ejemplos de matrimonios que no funcionan. Pero no estamos hablando de simplemente estar delante de un juez y decir "Sí, acepto". Estamos hablando de llevar el matrimonio como Dios nos enseña a llevarlo. Esto se convierte en una fuente de bienestar y de bendición.

Proverbios 19:14 nos da otra perspectiva: "La casa y el dinero se heredan de los padres, pero la esposa inteligente es un don del Señor." Nuestros seres queridos nos pueden dar muchas cosas, pero sólo Dios puede conceder una buena esposa. Si tienes una, dale gracias a Dios por haberte concedido este don tan precioso. Si todavía no te has casado, pídele a Dios que te conceda una esposa discreta e inteligente.

Una mujer inteligente te ayudará cuando lo necesites. Por ejemplo, un novio estaba llenando la solicitud para recibir su licencia de matrimonio. Estaba muy nervioso, y muy apenas lograba llenar los espacios en blanco. Llegó a una pregunta que le decía: "¿Entra usted a este matrimonio por su propia voluntad?"

No estaba seguro qué contestar, así que miró hacia su novia. Ella le respondió: "Pon que sí". ¿Te das cuenta? Una mujer inteligente te ayudará a cuando lo necesites. Dios nos llama a ver el matrimonio, no como una trampa, sino una bendición. Nos llama a ver el matrimonio, no como una jaula, sino un hogar.

Todo esto es incompleto si no llegamos a comprender algo más. Dios nos enseña que el matrimonio representa algo mayor. Cada matrimonio señala más allá de sí mismo hacia una realidad espiritual trascendente. Para ver esto, leamos Efesios 5:21-32:

5:21 Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo.
5:22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor.
5:23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.
5:24 Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo.
5:25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella
5:26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra,
5:27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.
5:28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo,
5:29 pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia,
5:30 porque somos miembros de su cuerpo.
5:31 "Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo."
5:32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia.

Dios diseñó el matrimonio para reflejar algo eterno: su propia relación con su pueblo.

Los matrimonios humanos no son eternos, a pesar de lo que enseñan algunos. Jesús nos dijo que, en la resurrección, no habrá matrimonio. La muerte marca el fin del matrimonio humano. Pero cada matrimonio señala hacia algo eterno, que es la relación entre Jesucristo y su Iglesia.

Cuando una esposa respeta a su esposo, cuando lo apoya y le da su lugar como líder del hogar, ella se convierte en un ícono que refleja a la Iglesia. El matrimonio no es solamente una institución creada para bendecir a la humanidad. Es un reflejo del amor eterno de Dios. Creo que es por esto que el enemigo ataca tanto el matrimonio. El odia lo que representa.

Cuando un esposo ama a su esposa, cuando se sacrifica por ella, refleja el amor que trajo a Jesús desde el cielo para entregar su vida y así salvar a su novia, la Iglesia. El esposo que maltrata o abusa de su esposa no sólo desobedece las leyes humanas; también deshonra grotescamente a Cristo, quien jamás abusa de su Iglesia, pues es su cuerpo.

Pablo dice que esta relación entre el matrimonio humano y la relación entre Cristo y su Iglesia es un misterio profundo. Cuando yo era joven, me gustaban los libros de misterio. En estos libros, el detective tiene que seguir ciertas pistas hasta lograr explicar algún evento y encontrar al culpable.

Es interesante notar que, en este uso de la palabra, un misterio es algo que la mente humana tiene que resolver. Pero en la Biblia, un misterio es lo opuesto. Un misterio, en la Biblia, es algo que sólo Dios puede explicar. Si vemos el matrimonio desde la perspectiva humana, lo podemos ver de muchas maneras distintas. Sólo por medio de la revelación bíblica llegamos a verlo como algo que tiene significado espiritual.

En medio de un mundo profundamente confundido acerca de lo que significa el matrimonio, Dios nos llama a honrarlo. Esto significa mostrar en los matrimonios cristianos, con amor y comprensión, el diseño verdadero de Dios. Significa vivir en humildad, paciencia y fidelidad. Debemos celebrar los matrimonios que, con sacrificio y dedicación, reflejan de manera imperfecta el perfecto amor de Dios. Sobre todo, honremos a Jesucristo, el Esposo que vino del cielo por amor a nosotros y se entregó a sí mismo para rescatarnos. Cuando El está al centro, el matrimonio cobra su verdadero significado.


Visita la página web renovada del Pastor Tony Hancock: www.pastortony.net. Las novedades incluyen la célula familiar, una guía sencilla para reunirse en familia cada semana. También habrá nuevas respuestas a las preguntas al pastor. Si no has visitado www.pastortony.net últimamente, ¡visítalo ya!

Puedes enviar al Pastor tus preguntas acerca de la Biblia, la Iglesia, la vida cristiana o cualquier otro tema, por email a pastortony@iglesiatriunfante.com, o por medio de la sección Preguntas al Pastor en pastortony.net. Envía tus preguntas incluyendo tus iniciales y tu país de residencia, y serán respondidas en dicha página.

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Sermones y recibe todos los Domingos estos sermones en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.



El Sermón Dominical

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe