Firmes y Adelante

Enlaces Espejo

Esta semana

Todos los Mensajes

Contactar al autor

¡Suscríbete!

Jueves 20 de Julio del 2006

Yoga
Por Héctor Marín Segura

Seguramente en la calle, al ir caminando, has notado letreros colocados en algunos gimnasios y lugares donde se pueden llevar acabo actividades físicas, letreros que contienen una sola palabra: Yoga.

Casi de inmediato, al leer la palabra "yoga", de pronto nos vienen a la mente diferentes imágenes exóticas rodeadas de misticismo y espiritualidad. Imaginamos gente meditando, casi contorsionándose, que lleva en sí una vida sana en la que se come lo esencial para nutrirse y así, entre otras cosas, poder conservar una imagen delgada y agradable.

Sin embargo, esto sería el aspecto más superficial de algo que es mucho más copmplejo. El yoga no es sólo un momento en el que la persona intenta "relajarse", "encontrar la paz" y sentirse bien ‘consigo mismo y con los demás’. No es nada más vestirse de blanco, llevar una dieta naturista y tomar yogurt. ¿Qué entraña entonces la práctica del yoga, que nos lleva de entrada a asegurar que es una disciplina contraria a lo que creemos los cristianos?

QUE ES

Ya que nos hemos encargado de decir qué no es el yoga, cabe entonces decir qué sí es.

Empecemos diciendo que se trata de una disciplina proveniente del hinduismo. El yoga está fuertemente impregnado de filosofía y creencias hindúes y busca esencialmente la liberación del espíritu sobre la materia, para ello, se vale de la meditación y la concentración mental.

El yoga mantiene una postura un tanto cuanto irreal del mundo, pues su concepción al respecto, se puede traducir en esta frase: "el mundo es como tú te imagines que es", lo cual aunque parece una frase hueca, tiene elementos de veracidad en cuanto a que si tenemos proyectado hacer cosas mejores, es factible que las logremos, pero eso no asegura que conseguiremos el éxito. Es decir, pensar que quiero tener una casa o un auto, no quiere decir que ya lo tenga, aunque claro, mi ejemplo es muy materialista, pero sirve para describir la posición filosófica que propone el yoga.

Regresando al plano filosófico del yoga, en cuanto a lo de poner encima lo espiritual sobre lo material o lo carnal, podría pensarse en primera instancia que el cristianismo sería compatible con el yoga, pero no es así.

El yoga busca de cierta manera que el individuo se evada de la realidad material por sí mismo, y de esa manera libere su parte espiritual al separarla de la parte carnal o material, lo cual lo haría llegar a otro plano en el que la inconsciencia sería un estado ideal.

Si hacemos un poco de memoria, es más o menos lo que proponían los Beatles en algunas de sus canciones compuestas después de su experiencia con el Maharishi Mahesh Yogi, que los llevaron a experimentar el uso de drogas como el LSD, a través de la cual evadían la realidad y trataban de encontrar "paz espiritual" por ese medio.

La letra de la canción "Imagina", de John Lennon, está fuertemente influenciada con la filosofía hindú. En ella se propone que el cielo al que aspiramos los cristianos no existe, sino que arriba sólo hay nubes y demás (la canción no lo dice excatamente así, pero esa es la idea), y en fin... Es un canto donde no hay orden ni nada, sólo un mundo ideal.

BRAHMA

Lograr la liberación por medio del yoga requiere de una gran concentración y esfuerzo mental. La recompensa es pasar, por así decirlo, "a un nivel superior", a un estado "más elevado" mental y físicamente, y alcanzar la unión con Brahma.

¿Qué o quién es Brahma? Brahma es la síntesis de todas las deidades hindúes (el hinduísmo es politeísta) y reúne lo mejor de cada una de ellas alcanzando un grado de "Absoluto". Brahma no tiene propiamente un culto específico, es decir, es un dios impersonal sin características específicas pero que enmarca en sí mismo lo mejor que, desde el punto de vista hindú, puede desear alcanzar un ser humano.

EJERCICIOS

Si un cristiano está yendo a practicar yoga, notará que no tiene nada de malo hacer ejercicios de respiración. No tiene nada de malo aprender a flexibilizar el cuerpo y que en efecto, esta disciplina puede traer beneficios para la salud personal.

Sin embargo, un cristiano debe estar atento al origen de estos ejercicios, que no están propiamente enfocados al simple beneficio corporal sino que conllevan una serie de ideas que nada tienen que ver con el cristianismo.

Veamos:

  1. El yoga busca alcanzar la unión con Brahma, una deidad impersonal, a través de la meditación y la concentración.

    El cristianismo no encuentra otra forma de unión con Dios si no es a través de Jesucristo, Dios hecho hombre. A través de su sacrificio en la cruz, él murió por nuestros pecados y quien confiesa que Jesús es el Señor, será salvo. (Ro. 10:9). ¿Salvo de qué? Salvo de ir al infierno por sus propios pecados, ya que se ha nacido con una naturaleza pecaminosa. Dice la Palabra de Dios que somos pecadores, pero Jesucristo es el que nos puede salvar de la condena, porque Dios es justo. (Ro. 3:22-24).

  2. El yoga busca que la persona se una a la divinidad con sus propios medios. Es decir, la unión con la divinidad se alcanza con medios propios, el individuo debe esforzarse por lograr una mayor concentración y profundizar más en su interior, si lo logra, habrá llegado a ese "nivel más alto" al que habíamos hecho referencia, y de esa manera alcanzar la unión con Brahma.

    Para el cristianismo no sirve de nada concentarse y meditar. No basta con hacer ejercicios de respiración para tener comunión con Dios. Cualquier esfuerzo es vano y llevar una vida sana y no beber alcohol no salvan a nadie de la muerte eterna.

    El cristianismo no es portarse bien y no hacer lo malo. No es ayudar a la gente y dar limosna en las calles. Esas son obras, son esfuerzos humanos para "quedar bien con Dios", pero dice la Palabra de Dios que por nuestros propios métodos no llegaremos al cielo, pues la salvación es por fe y no por obras. (Ef. 2:8-9).

    ¿Fe en qué? En que Jesucristo murió en la cruz por nuestros pecados y en que a través de su sacrificio podemos estar seguros de nuestra salvación. "Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu" (1. Pe. 3:18).

Estos son tan sólo pequeños puntos que un cristiano debe considerar al practicar esta disciplina. Si en algún momento nota que las sesiones retoman alguno de los elementos que hemos planteado, y que se está pasando de los simples ejercicios a un plano que abarca lo espiritual, lo mejor será abandonar el grupo, pues consciente, o inconscientemente, se estará entrando en terrenos espirituales ajenos a nuestra fe, pues finalmente, como ya dijimos, el yoga busca acercar al hombre a su concepción de dios, que es un dios hecho de retazos de otros dioses. Jehová, nuestro Dios, es claro cuando nos dice "No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Ex. 20:3).

No podemos decirnos cristianos y participar de una filosofía y un sistema de creencias contrario a lo que decimos creer. (2 Cor. 6:14-16).

Así pues, creo que es más adecuado buscar algún grupo donde se practique lo que se conoce como Acondicionamiento Físico General (AFG), en el cual, si lo que se quiere es tener una buena condición física, sería una mejor opción.

Hasta pronto.

Escríbenos a columnaespejo@iglesiatriunfante.com o a revistaespejo@iglesiatriunfante.com .

Visita nuestra web: http://www.revistaespejo.iglesiatriunfante.com

Ver todos los mensajes publicados


¡Suscríbete a la lista Espejo y recibe estos mensajes en tu casilla de correo! Clickea AQUI para llenar el formulario de suscripción.


Columna Espejo - Espejo Revista Electrónica

Foros Ekklesia Viva - www.foroekklesia.com
Portal Iglesia Triunfante - www.iglesiatriunfante.com
¡Ayúdanos a dar a conocer esta web! | Declaración de Fe